Vigo

La inexorable regla del 90%

Vigo

VIGO: DÍA 12 DE ALARMA

La inexorable regla del 90%

Así estaba ayer por la mañana la circulación en la autovía A-55, como en un festivo.
photo_cameraAsí estaba ayer por la mañana la circulación en la autovía A-55, como en un festivo.
Hasta un millar de conductores han sido ya parados por la Policía Local entrando o saliendo de Vigo desde el inicio de la alarma. La actividad cae día a día, un 90 por ciento de media, y la vigilancia sube.  

El tráfico en las autopistas y la autovía ha caído en un 90 por ciento al alcanzarse el día 12 de la alarma. Lo mismo que las tramitaciones en los juzgados o el uso de los trenes o el transporte urbano. La regla del 90% se ha convertido en inexorable a la hora cuantificar cuál es la actividad hoy sobre un mes atrás o el pasado año y el mejor ejemplo está en las vías de comunicación. 
Por la A-55, una carretera hipersaturada, con intensidades medidas diarias a menudo por encima de los 60.000 vehículos, apenas transitaban ayer 5.000 coches o incluso menos. El panorama resultaba especialmente llamativo por la mañana, en las horas puntas en el tramo central de la peligrosa Vigo-Porriño, donde el riesgo de accidente parece haber desaparecido al no haber coches sobre el asfalto. Lo mismo ha pasado en la Autopista del Atlántico, donde la intensidad media se ha reducido a menos de 5.000 coches, frente a los 25.000 para el total de la AP-9. En una semana el descenso ha sido acusado con respecto a los primeros días del confinamiento a medida que las grandes empresas han echado el cierre, en especial el sector de la automoción. Menos trabajadores en la calle igual a menos vehículos ligeros y pesados.
Los controles también han acabado de reducir la circulación dentro y hacia Vigo. Lo explicaba ayer mismo la Policía Local, que señalaba que en materia de Seguridad Vial, se ha abierto un nuevo escenario y al rutinario control de la situación y estado de los vehículos y autorizaciones administrativas de los conductores, se une el de sus usuarios y la verificación de itinerarios. Según sus cálculos, en las distintas vías urbanas han controlado hasta la fecha más de mil turismos,"cifra no desdeñable teniendo en cuenta las limitaciones de tránsito que afectan a los mismos", señalaba ayer en nota oficial la Policía Local. Cada vez menos coches y más vigilancia, incluso sobre los peatones.  

Controles para circular

Controlespara circular

En la imagen, uno de los controles montados por la Policía Local para comprobar que los conductores que circulan tienen motivos acreditados. También en las calles hay cada vez mayor vigilancia sobre los peatones.

Personal de limpieza del hospital avisa de "colapso"

El comité de empresa de Acciona, que se encarga de la limpieza del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y que preside la CIG, aseguró que el servicio está "al borde del colapso", debido a la baja de varios trabajadores infectados por coronavirus. El sindicato nacionalista ha señalado que la empresa "ocultó" que una persona estaba infectada y no solicitó las pruebas para otra "con sospechas", por lo que "ahora ya son seis los afectados", todos ellos miembros del comité.
Ante la falta de personal, han incidido, el servicio se encuentra "al borde del colapso", hasta el punto de que "ya se está descuidando la limpieza de zonas comunes" del hospital. Asimismo, el comité ha señalado que, además de la falta de personal, porque las nuevas contrataciones "son insuficientes", hay una ausencia de coordinación con el personal sanitario, que hace que los trabajadores de limpieza reciban indicaciones "con falta de criterio unificado y razonable".
La plantilla, que se dotó por iniciativa propia de protocolos de actuación ante la falta de indicaciones precisas, ha denunciado que el servicio de prevención de la empresa "está desaparecido", en lugar de estar "solucionando las cuestiones relativas a las formación, coordinación con el Servicio de Medicina Preventiva, gestión de bajas del personal de riesgo, etc.". Todas estas circunstancias hacen que la plantilla de limpieza se vea "sobrecargada".
"Tratamos de mantener la calma por el bien de la ciudadanía y por la propia gestión hospitalaria, pero el tiempo que teníamos para prevenir ya no lo tenemos", señala CIG. 

Más en Vigo

Vigo

Autónomos repletos de incertidumbre

Los trabajadores por cuenta propia solicitan mayores ayudas al Gobierno ante el efecto de la alerta sanitaria
Comentarios