Vigo

La cruz de O Castro en Europa

Vigo

vigo

La cruz de O Castro en Europa

El vigués Telmo Comesaña, en la sesión en la sede del Parlamento europeo, ayer.
photo_cameraEl vigués Telmo Comesaña, en la sesión en la sede del Parlamento europeo, ayer.
El Parlamento europeo acogió ayer una conferencia titulada "Franquismo post Franco" con protagonismo para el vigués Telmo Comesaña y para la Cruz del Castro, ya validada por los tribunales. 

Cruces como la de O Castro son espadas en nuestros corazones, que siguen diciendo que la cruz y la espada siguen yendo juntas; fuerzas democráticas, como el PSOE en Vigo, exaltan estos símbolos que fueron inaugurados por Franco en homenaje a la División Azul; no lo soporto". Así, Telmo Comesaña, presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, abrió en Bruselas la conferencia "Franquismo post Franco", que acogió el Parlamento europeo con motivo del 20N, en que se cumplen 44 años de la muerte del dictador.
De memoria y en una intervención llena de sentimiento, Comesaña, de 85 años, afirmó que la guerra civil dejó 20.000 huérfanos en Galicia, entre ellos él, quien perdió a su padre, represaliado por las fuerzas franquistas.
Habló ante los eurodiputados del grupo de la Memoria Histórica, Diana Riba, de Esquerda Republicana; Ana Miranda, del BNG y Miguel Urban, de Unidas Podemos. Dijo negarse a aceptar que llamar transición al fin del franquismo, ya que, advirtió que los crímenes del régimen "solo se solucionará cuando se condenen los crímenes de Franco, se reconozca a las víctimas, se anulen los procesos sumarísimos y se recuperen los restos de las fosas comunes, porque con la ley de amnistía del 77 los culpables salieron inmunes".
Telmo Comesaña reclamó en Europa la unión del movimiento memorialista. "Es un problema de Estado". El vigués encabezó la primera mesa de la conferencia, que bajo el título "Verdade e Memoria: recuperar a historia da represión franquista" también acogió la intervención de la pontevedresa María Lores, nieta de Aurelio Lores, asesinado en 1936 y la asturiana Laura Díez, de la asociación 13 Rosas, quien explicó la querella presentada contra Vox por injurias.
Completaron la jornada Manolo Monge, de Memoria Histórica de Coruña; el periodista Juan Miguel Baquero y Carlos Babío, autor de "Un pazo, un caudillo, un espolio", sobre Meirás. 

"Lo más importante es exhumar al franquismo de las instituciones"

Ana Miranda, Miguel Urban, Izasku Bilbao y Clara Aguilar, eurodiputados del BNG, Unidas Podemos, PNV y PSOE, abrieron la conferencia "Franquismo post Franco" con una comparecencia conjunta en la que presentaron el objeto del grupo de Memoria Histórica del Parlamento europeo.
"Se han comenzado a dar pasos, la exhumación de Franco es uno, pero lo más importante es acabar con la exhumación del franquismo de las instituciones", afirmó Urban, quien aseguró que España es una anomalía en Europa porque "es el único país que no pudo juzgar los crímenes de la dictadura, ni a sus criminales".
Desde Europa, el grupo de Memoria Histórica procura aliados internacionales con un primer encuentro con la Asamblea francesa. "El modelo a seguir es el proceso seguido por Alemania", apunta Ana Miranda, que reclamó para ello el acceso a los archivos públicos, tanto del Ejército como de la Casa Real. La eurodiputada viguesa reclamó en nombre del grupo la ilegalización de las fundaciones que hacen apología del terrorismo y la retirada de títulos mobiliarios con origen franquista.
Finalmente, la socialista Clara Aguilera pidió la normalidad democracia: "Hay que denominar el régimen de Franco como lo que es una dictadura". Reconoció que "la exhumación es una deuda con la democracia". Urban afirmó que Memoria Histórica está abierto a la participación de todos, invitando directamente al PP. Hizo hincapié en la importancia de la implicación del Gobierno y de acogerse a programas europeos como las ayudas para la recuperación de las desapariciones forzosas.

ABOGADAS DE VIGO
Por su lado, las abogadas Jana Calero e Irene Francés presentaron en la cuestión de Memoria Histórica en Bruselas el trabajo que desde el grupo de Avogados Xoves, del Colegio de Abogados de Vigo. "Tras el régimen del franquismo hubo un continuismo en las instituciones, entre ellos el poder judicial y concretamente en la Audiencia Nacional", apuntó Calero, quien aseguró que "mi lucha como jurista es obligar al Estado español a cumplir con sus obligaciones y que los culpables sean condenados". Apuntó que ninguna de las víctimas ha sido reconocida como tal oficialmente. Calero explicó cómo la sentencia de absolución dictada por Garzón creó jurisprudencia que dificulta los juicios de Memoria Histórica. "Aludiendo a la ley de amnistía se niegan incluso a investigar las querellas, pero es que se está aplicando mal, porque en sí no lo impide". Francés apuntó que se trata de delitos internacionales, pero que no se consideran como tal y no se juzgan como lesa humanidad.

Comentarios