Atlántico

REPRESENTANTES DE UGT-TRANSPORTES, AUTORES DE LA VARIANTE DE CERDEDO RECUERDAN EL 'NO' DE SANTIAGO, CORUÑA Y XUNTA A UNA LÍNEA ÚNICA DE ALTA VELOCIDAD PARA GALICIA

La 'L' que vetaron Vázquez y Bugallo y dejó a Vigo sin AVE

La variante de la alta velocidad Vigo-Pontevedra-Ourense por Cerdedo, Barro y Carballiño, ahora más en cuestión que nunca y sin fecha de ejecución, no era la primera opción para el AVE en Galicia pero resultó la alternativa planteada por UGT y aceptada por empresarios y después la Corporación viguesa al constarse el rechazo a la primera propuesta: una conexión única desde Ourense a Coruña en forma de ‘L’ que atravesaba Vigo.
La 'L' que vetaron Vázquez y Bugallo y dejó a Vigo sin AVE
La variante de la alta velocidad Vigo-Pontevedra-Ourense por Cerdedo, Barro y Carballiño, ahora más en cuestión que nunca y sin fecha de ejecución, no era la primera opción para el AVE en Galicia pero resultó la alternativa planteada por UGT y aceptada por empresarios y después la Corporación viguesa al constarse el rechazo a la primera propuesta: una conexión única desde Ourense a Coruña en forma de ‘L’ que atravesaba Vigo. Aquella idea fue plasmada en un documento y explicada a los alcaldes de Vigo, Pontevedra, Coruña y Santiago, con distinto resultado. Lo recuerda Cándido Rodríguez Graña, de UGT, quien participó en aquella ronda de presentación de una línea que garantizaba la comunicación con AVE a 300 por hora y varias frecuencias diarias al incrementarse el número potencial de usuarios. Tenía en contra que suponía un viaje de unos 10 minutos más de duración a Coruña y que ya en ese momento había presión para fijar un trazado desde Ourense hasta Santiago para enlazar con el Eje Atlántico, la ‘T’. Que finalmente se impulso. Cándido Rodríguez tiene claro que su propuesta no tenía opciones ‘porque en Coruña y Santiago no querían. Paco Vázquez ni siquiera nos recibió e hizo lo posible por impedir cualquier promoción del trazado en ‘L’. Bugallo -alcalde de Santiago sí nos recibió, pero en cinco minutos nos liquidó porque tenía claro que la ‘T’ estaba ya aprobada y en marcha. No le interesaba la ‘L’ en absoluto’, señala. En cuanto al regidor de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, Cándido Rodríguez destaca que su interés fue muy limitado ‘dándonos las gracias y poco más’, mientras el vigués Castrillo se mostró más interesado. En cuanto a la Xunta, ni Fraga ni Cuiña, que entonces estaban al mando del Gobierno gallego, pasaron de la fase retórica ‘porque también estaban convencidos de que la decisión había sido tomada. No nos apoyaron tampoco, y de ahí salió la propuesta alternativa con una ‘Y’, que incluía la variante de Cerdedo. En 2003, en el último pleno de ese mandato, la Corporación viguesa aprobó este trazado en ‘Y’ como el prioritario -en una moción fuera del orden del día presentada por Manuel Sotoy el entonces conselleiro Feijóo logró que el Gobierno aprobara un estudio de trazado por Cerdedo. Siete años más tarde, Fomento ya ha terminado la línea entre A Coruña y Santiago, que forma parte del Eje Atlántico ferroviario y del AVE, y anuncia que en cuestión de meses estará operativa la conexión hasta Ourense. En cuanto al tramo de Cerdedo, todo sigue igual: en trámites y sin fecha. La ‘T’ parece triunfar, admite hasta UGT.

Xosé Carlos Fernández: ‘No habrá AVE a Vigo‘

El ingeniero Xosé Carlos Fernández, autor de un libro sobre el ferrocarril en Galicia y un experto en la materia, tiene claro que Vigo no tendrá en ningún caso línea directa de alta velocidad y que la conexión con Madrid se hará por Santiago, como desde el primer momento propuso Fomento. Hay un dibujo de la época de Magdalena Álvarez donde aparece, hecho a mano, la línea Vigo-Ourense por Santiago, aunque también se dibuja, de forma muy sucinta, la variante de Cerdedo. Xosé Carlos Fernández mantiene que ahora mismo en Fomento nadie contempla gastar entre 1.500 y 1.900 millones de euros para que los vigueses se ahorren entre 20 y 35 minutos de viaje, según distintas interpretaciones de velocidades, distancias y tiempo de parada en Pontevedra o Santiago, cuando no se viaje por el ‘bypass’ que enlazará directamente la línea el Eje Atlántico con el AVE a Ourense. Fernández mantiene que esa ‘es la realidad’ y en su opinión Vigo debería luchar por una línea por el río Tea que llegaría a Ourense en apenas 25 minutos. Ourense-Santiago-Vigo serían 66 minutos y 40 por Cerdedo.