Atlántico

VIGO

Kandinsky y Úbeda, a la batuta

El Centro Social Afundación acoge durante tres meses “Sonoro empeño”, una exposición con obra de 57 artistas de las colecciones de Afundación y de Abanca que centrará actividades en torno a la música, el cine y las artes plásticas
El comisario Diego Rodríguez, Paloma Vela, de Cultura de Afundación y Carmen Pérez, del área de didáctica, ayer, ante una obra de Xavier Quessada, incluida en el cuarto apartado, “Sinestesia”.
El comisario Diego Rodríguez, Paloma Vela, de Cultura de Afundación y Carmen Pérez, del área de didáctica, ayer, ante una obra de Xavier Quessada, incluida en el cuarto apartado, “Sinestesia”.
Kandinsky y Úbeda, a la batuta

La Obra Social de Afundación hace una nueva selección en las colecciones de arte que custodia, la de Abanca y la de Afundación, declarada Ben de Interese Cultural y cuya sede oficial está en Vigo. Bajo el título “Sonoro empeño”, y comisariada de Diego Rodríguez, ofrece un recorrido por 57 obras con el nexo común de la música y que servirá de excusa para un programa más amplio. Propone una orquesta integrada por artistas, en su mayoría gallegos, que “toca” melodías a través de sus creaciones, 53 pinturas y cuatro esculturas, entre las que destacan una obra de Kandinsky y dos de Úbeda, por representar mejor el espíritu de la muestra: “Son los trasladan de forma más clara conceptos sonoros a través de sus obras visuales”. La pieza más antigua es un dibujo de 1880, de Modesto Brocos y la más reciente, el “Parsifal”, realizado por Murado en 2005.
Al margen de cronologías y de estilos, Rodríguez estableció un recorrido a través de cuatro campos temáticos. El primero, bajo el título “Iconografía musical”, recoge catorce pinturas donde se reproducen instrumentos, fundamentalmente de cuerda. Desde el naturalismo de Isidoro Brocos, pasando por el expresionismo de Arturo Souto o el cubismo de Luis Caruncho, destaca por su potencia, color y dimensiones el violín de la viguesa Menchu Lamas.

La segunda sección , “Fiestas y festivales”, tiene diecinueve piezas, entre las que están los tres músicos de Buciño, la fotografía de una banda de Ramón Camaño (1940) y dos dibujos de Castelao o pintura de Lugris. Las más destacadas son el dibujo que Picasso hizo en Coruña en 1895 con trazos por ambas caras y “A chocollada”, de Laxeiro.
El tercer apartado relaciona “Música e infancia”. Con seis pinturas recoge obra tan variada como Minguillón, Laxeiro, Quessada o Felipe Casado, aunque por luminosidad destaca la realizada por Eva Carrera, en 2000, imagen de la muestra.
Finalmente, en Sinestesia trata de recoger las piezas que a través de su concepción o composición expresan sonoridad a través de la vista. Quessada, Pedro Solveira o Murado acercan soluciones desde la abstracción, el color o la figuración, pero es Kandinsky y Úbeda los que se acercan más a esta filosofía. Además, incluye una gran escultura de Leiro. 
La muestra estará en sala tres meses, hasta el 4 de enero, por exigencias en la conservación de la obra.n