Atlántico

VIGO

Un ‘kamikaze’ causa un accidente en la AP-9 en Vigo tras circular 14 kilómetros en sentido contrario

El conductor, octogenario, circuló 14 kilómetros desde el peaje de Porriño hasta el túnel de A Madroa y provocó un siniestro en Puxeiros.
Uno de los vehículos implicados en el accidente causado por el ‘kamikaze’ y el coche del octogenario, en el momento en el que es retirado por la grúa. // Alberte
Uno de los vehículos implicados en el accidente causado por el ‘kamikaze’ y el coche del octogenario, en el momento en el que es retirado por la grúa. // Alberte
Un ‘kamikaze’ causa un accidente en la AP-9 en Vigo tras circular 14 kilómetros en sentido contrario

La Guardia Civil de Tráfico interceptó en el túnel de A Madroa, en la AP-9, al conductor de un Opel que circuló 14 kilómetros en dirección contraria y que había causado un accidente con otros dos coches en el alto de Puxeiros.
Según confirmaron fuentes de Tráfico, el suceso se produjo pasadas las siete de la tarde a unos tres kilómetros antes del túnel.

El conductor, octogenario, se introdujo por error en dirección contraria en la autopista en el peaje de Porriño. Al llegar al alto de Puxeiros colisionó con dos vehículos. Las mismas fuentes indicaron que, pese a la aparatosidad del siniestro, no hubo que lamentar heridos.

Una llamada alertando del vehículo ‘kamikaze’ movilizó a la Guardia Civil de Tráfico que llegó a cortar el túnel, lugar donde pudo ser finalmente interceptado. Al parecer, el conductor no percató de que se había introducido en dirección contraria. 

Hasta el lugar del siniestro se movilizaron ambulancias sanitarias, así como la unidad de atestados de la Guardia Civil, que trataban de corroborar el recorrido completo del Opel hasta golpear a los dos vehículos. 

A pesar de que el siniestro fue muy aparatoso, el conductor tampoco sufrió daño alguno e incluso su vehículo apenas tenía rastro del accidente. La llamada del alertante evitó que el coche continuara por la autopista lo que podía haber tenido consecuencias mucho más trágicas, en una jornada especialmente complicada por la lluvia intensa.

La grúa retiró los coches accidentados, uno de los cuales presentaba daños más visibles que el resto, al haber sufrido el impacto más fuerte.