Vigo

Juzgan a un administrador por estafa a una comunidad

Vigo

VIGO

Juzgan a un administrador por estafa a una comunidad

La comunidad de un edificio de la avenida de Castelao reclama más de 5.000 euros.
photo_camera La comunidad de un edificio de la avenida de Castelao reclama más de 5.000 euros.

El acusado alega que utilizó el dinero para arreglos extraordinarios

 Una comunidad de propietarios de la calle Castelao llevó ayer al banquillo de los acusados al que fuera su administrador por un presunto delito de apropiación indebida, de una cantidad de más de 5.000 euros. El imputado, administrador de la entidad Hermo Administradores de Fincas, se enfrenta a una petición de condena de dos años de prisión y al pago de una indemnización a la comunidad de 5.208, 15 euros.
Durante el juicio, celebrado ayer en el Penal 1, el fiscal le señaló como responsable de haber cargado a la cuenta de la comunidad varios importes que fueron transferidos a una cuenta de la que él era único autorizado, sin que se correspondieran con facturas de servicios efectivamente prestados, durante los años 2010 y 2011.
Enrique B.H. negó la apropiación de esas cantidades y aseguró que lo que hubo fue un “error de gestión” pero que el dinero fue utilizado para pagar arreglos extraordinarios y proveedores, algo que se hacía, dijo, en dinero B por lo que no se podían justificar. “No soy ningún caco”, aseguró y declaró que a pesar de que todo había sido un error de gestión y no había habido ninguna apropiación para compensar dicho error dejó de cobrar sus honorarios  a la comunidad durante un tiempo.
El que fuera presidente de la comunidad en 2013 al comprobar las cuentas detectó que había un desfase en las mismas. La Policía, por su parte, aseguró que descubrió que los importes retirados iban a parar a una cuenta a nombre de una mercantil del acusado.
En la sesión del juicio también declararon como testigos dos empleadas de la administradora que aseguraron que hubo un momento en el que se recibían varias llamadas en la oficina por reclamaciones por lo que sospecharon que podía haber algún tipo de problema.
La defensa insistió en la inocencia de su cliente y en que las diversas cantidades cargadas a la comunidad fueron para pagar en negro, en concreto se trata de 2.000, 650, 3.000 y 327,19 euros.
El juicio es el primero que se celebra tras el escándalo Bautista, todavía en instrucción, de consecuencias mucho mayores.n

Comentarios