Atlántico

VIGO

Los juzgados sufren el mayor atasco de su historia con 21.000 asuntos en cola

Harían falta dos años y medio para dar salida a los casos atrasados, que aumentan más de un 70%, según el Poder Judicial. Además, hay más de 20.000 sentencias por resolver. La larga huelga de funcionarios judiciales, causa principal de la saturación

La paralización de los juzgados desde febrero a mayo por la huelga de los juzgados disparó los asuntos pendientes.
La paralización de los juzgados desde febrero a mayo por la huelga de los juzgados disparó los asuntos pendientes.
Los juzgados sufren el mayor atasco de su historia con 21.000 asuntos en cola

La situación de los juzgados de Vigo es la más crítica desde que se tienen registros estadísticos. Las últimas cifras dadas a conocer ayer por el Consejo General del Poder Judicial respecto referentes al movimiento de asuntos en el tercer trimestre del año reflejan un atasco de 21.380 litigios por resolver al finalizar dicho periodo, la cifra más alta de casos en cola hasta la fecha. El peor de los escenarios viene derivado directamente de la huelga de funcionarios que durante tres meses paralizó la actividad judicial incrementándose el número de asuntos en trámite, a pesar del descenso de ingresos y el aumento del índice de resolución.

Según la estadística, de julio a septiembre, llegaron a los juzgados 11.901 litigios nuevos, lo que supone un 1,2% menos respecto al mismo periodo del año anterior y  se resolvieron 10.102, un 2,3% más. El problema es que los órganos judiciales arrastraban al inicio del periodo 19.997 casos, con lo que  pese al esfuerzo no se ha podido evitar entrar en el último tramo del año con una cifra tan alta de asuntos pendientes, casi el doble de los que quedaron en trámite  en septiembre de 2016 y muy superior a los 13.000 al finalizar el año 2006.
Esta situación ha elevado también las tasas de congestión y pendencia entre un 33,5% y un 54,3% respectivamente situándose en 3,16 por un lado y 2,12 por otro.
El Consejo General del Poder Judicial estima, con la tasa  de pendencia en 2,12 que harían falta dos años y un mes para sacar adelante todo el trabajo pendiente en el mejor de los escenarios, es decir al ritmo de resolución alcanzado en Vigo, que se ha incrementado, y sin ingresar durante  los más de 25 meses previstos ni un sólo litigio nuevo.n