Vigo

Un juzgado vigués investiga por estafa a una web de citas

Vigo

Un juzgado vigués investiga por estafa a una web de citas

La denuncia de un vigués por una posible “estafa romántica” o “timo sentimental” por parte de una web de citas  ha dado lugar a un procedimiento judicial para  investigar los hechos. El Juzgado de Instrucción 1 archivó la causa al entender que no había delito, sin embargo, la Audiencia revocó el auto de sobreseimiento tras aceptar el recurso de apelación del perjudicado.

Éste interpuso una denuncia contra los responsables  de una página web que oferta una red social, cuya finalidad es dar a sus usuarios la posibilidad de ponerse en contacto con otras personas que compartan sus intereses o aficiones y que se califica como página web de citas gratis, sin embargo, tal y como destaca dicha denuncia, emplea animadores o personas que contratan para chatear con los usuarios. Para ello se hacen con distintos perfiles de usuarios, “toda vez que es preciso adquirir unos créditos con los que se dispone de tiempo para poder chatear o enviar mensajes”.

El juzgado de instrucción negó que esos hechos reunieran entidad penal, porque el servicio ofrecido por la web, que son los contactos, se materializaron y aunque se tratara de animadores, a diferencia de lo que se dice en la página que son personas reales, “sería en realidad una publicidad engañosa, cuyos perfiles son netamente mercatiles”.
La apelación, admitida por la Audiencia, consideraba que habría una estafa romántica pues era una web con publicidad falsa de citas y con perfiles falsos de usuarios para hacer creer al perjudicado que estaba conociendo a personas con un interés real y especial en él, con el objetivo de que comprara más créditos. Actuación, añade el recurso, dirigida a un colectivo de personas vulnerables para crearle adicción por dependencia emocional.
Para la Audiencia al haber empleado la empresa titular de la página web a personas encargadas de animar o dinamizar conversaciones o relaciones con sus usuarios, a pesar de lo ofertado, con el fin de que dichos usuarios compraran créditos, y sin haberles advertido de esa posibilidad como sí se hace en otras webs de contactos, “no puede descartarse inicialmente la existencia de ese elemento capital de los tipos penales planteados”. Asimismo, añade, que el hecho de que los usuarios hayan mantenido conversaciones con dichas animadoras pueda servir para excluir la existencia de delito, pues esas personas no tenían permitido por contrato mantener ningún tipo de relación con los usuarios.
Así, la investigación por un posible delito continuará adelante tras revocarse el archivo inicial dictado por el juzgado de instrucción.n

Comentarios