Vigo

La jueza interroga durante cinco horas a amigos de Déborah y su ex

Vigo

Vigo

La jueza interroga durante cinco horas a amigos de Déborah y su ex

Los hermanos de Déborah, José y Rosa, ayer a su llegada al juzgado de Tui, donde declararon varios conocidos del entorno de la joven.
photo_cameraLos hermanos de Déborah, José y Rosa, ayer a su llegada al juzgado de Tui, donde declararon varios conocidos del entorno de la joven.
Los seis nuevos testigos citados por el juzgado de Instrucción 2 de Tui hicieron memoria sobre el día de la desaparición de la joven y  los siguientes hasta hallarse su cadáver 
El interrogatorio a los seis nuevos testigos citados por el Juzgado de Instrucción 2 de Tui dentro de la causa por la desaparición y muerte de Déborah Fernández en 2002 se prolongó ayer durante cerca de cinco horas.
 Seis personas vinculadas al entorno de la joven, en concreto conocidos y amigos de ella y de su exnovio, trataron de hacer memoria sobre aquel 30 de abril  de hace 17 años, el día de la desaparición.
Ya lo habían hecho con anterioridad, ante la Policía, algunos en más de una ocasión. 
 Junto a las últimas 24 horas de vida  de Déborah, la nueva investigación judicial trata también de  aclarar qué sucedió en los días posteriores, en concreto hasta el 10 de mayo, cuando el cadáver, desnudo,  fue hallado en una cuneta en O Rosal.
Hasta las puertas del juzgado se trasladaron los hermanos de la víctima, Rosa y José Fernández- Cervera quienes confían en que esta nueva etapa de la investigación, ahora judicializada, pueda arrojar luz al caso.
El Juzgado de Instrucción 2 de Tui y las partes personadas en la causa que representan a los miembros de la familia de Déborah mantienen prudencia y discreción sobre  las diligencias que se están llevando a cabo desde la reapertura judicial de la causa a finales del pasado mes de noviembre. El objetivo es no entorpecer la investigación, después de años en punto muerto.
El tiempo transcurrido desde los hechos es uno de los obstáculos a los que se enfrentan jueza, fiscal y abogados en los interrogatorios a los testigos, cuyo relato podría incurrir en contradicciones principalmente respecto a horas o días concretos.
Con los de ayer ya son trece los testigos que han pasado por dependencias judiciales en apenas dos meses desde la reapertura de la causa. Ahora, la titular de Instrucción 2 deberá decidir sobre posibles nuevas diligencias. Además de las testificales, la propia jueza ya solicitó una ampliación de pruebas de ADN.

Comentarios