VIGO

Juez y fiscal se ven con la familia de Déborah para revisar el caso

El juzgado de Tui espera ahora por el atestado de la Policía para la posible reapertura, que podría estar cerca después de 17 años. Los agentes cuentan con hallazgos nuevos y una prueba biológica que puede ser determinante para reabrirlo tal como pide la familia.

La madre y la hermana de Déborah, el pasado mes de abril, en el homenaje en Vigo.
La madre y la hermana de Déborah, el pasado mes de abril, en el homenaje en Vigo.
Juez y fiscal se ven con la familia de Déborah para revisar el caso

 La reapertura judicial del caso sobre la desaparición y muerte de la joven Déborah Fernández hace ahora 17 años podría estar cada vez más cerca. Hace solo unos días, la titular del juzgado de Tui, que lleva la causa, y el fiscal mantuvieron una reunión con la familia de la víctima para revisar los avances en la investigación, tras el hallazgo de nuevas pistas. 

Las opciones están abiertas si bien hace falta más que buena voluntad para la reapertura de un caso que lleva archivado desde 2010. El juzgado espera ahora que la Policía le traslade el atestado con los últimos avances conseguidos después de que la familia pusiera en conocimiento del nuevo equipo de investigación importantes testimonios recabados a través de la campaña de colaboración ciudadana iniciada hace meses. 

Fue precisamente la intensa lucha particular de los padres y hermanos de Déborah la que dio un vuelco al caso, a tres años de la prescripción. Este impulso además llevó a la Policía de Vigo a solicitar de nuevo ayuda a un equipo especializado de la UDEV Central de Madrid que se trasladó a la ciudad para retomar, desde el principio, la investigación. Aunque en todos estos años, según la Policía, se abrieron varias vías para intentar la reapertura, todas ellas llegaron a un mismo callejón sin salida. 
No obstante en esta ocasión, los agentes cuentan con los nuevos hallazgos proporcionados por la familia y una prueba biológica que podría ser clave. En los próximos días, el juzgado recibirá toda la documentación recabada por la parte que representa a la familia.

Entre los nuevos hallazgos que podrían dar un impulso definitivo a la investigación se encontraría un testimonio clave que situaría a la joven de Alcabre en otro punto diferente a la curva del matadero, el lugar donde se le  habría perdido la pista. Se trataría de una zona alejada que corroboraría que aquel día se subió a un vehículo a escasos metros de su vivienda y que dicho vehículo estaría conducido por alguien conocido
Además, se habría podido obtener una nueva prueba biológica, cuyos resultados podrían resultar claves.
La unidad de la UDEV Central que ha reactivado la investigación sobre la desaparición y muerte de Déborah Fernández ha estado completando sus pesquisas de cara a la posible reapertura judicial de la causa, archivada provisionalmente desde 2010. Entre otros extremos, los agentes retomaron los interrogatorios en Vigo a las personas que en su día declararon como testigos en el caso.
Además de los nuevos testimonios recabados y que podrían ser claves para una reapertura judicial, la Policía ha revisado el caso desde el principio para evitar cabos sueltos, volviendo sobre sus pasos  en cuanto a los testimonios recabados en su momento.
Sólo de encontrar indicios suficientes, podría dictarse una reapertura, y ese el objetivo de la familia de la joven, que lleva años luchando por hacer justicia y poder saber la verdad de lo ocurrido. El apoyo  ciudadano sigue en aumento y la plataforma de Facebook crece en seguidores, así como las firmas en Change.org. n