Su colocación esta semana provocó molestias a los usuarios que lo ven como una barrera arquitectónica

Una jardinera complica la entrada al Meixoeiro

La jardinera se colocó para adornar, pero ahora los pacientes deben dar un rodeo. foto: nuria curras.
La entrada del Hospital do Meixoeiro cuenta desde esta misma semana con una gigantesca jardinera, similar a las que se están colocando en las humanizaciones de la ciudad, que impide el acceso directo de los pacientes a la entrada principal del centro, la única con acceso a la planta cero.
La entrada del Hospital do Meixoeiro cuenta desde esta misma semana con una gigantesca jardinera, similar a las que se están colocando en las humanizaciones de la ciudad, que impide el acceso directo de los pacientes a la entrada principal del centro, la única con acceso a la planta cero.
Esta jardinera, instalada para embellecer el entorno, se ve como una barrera arquitectónica por parte de numerosos pacientes y familiares, así como por el personal sanitario.
Hasta ahora, los usuarios acudían en coche hasta la puerta de la entrada principal y aparcaban unos minutos para bajar al paciente, que podía desplazarse por sus propios medios pero que también podía acudir en silla de ruedas, con muletas o enfermo y con ayuda de otras personas.
Estas paradas de los usuarios eran habituales y no entorpecían el paso del autobús o del resto de los vehículos, según asegura el personal del centro sanitario.
Tras la colocación de la jardinera y el desplazamiento de un guardia de seguridad para advertir a los conductores de la nueva situación, ya no es posible dejar el coche en la puerta, es necesario bajar unos metros más abajo y volver hacia atrás caminando en cuesta con los pacientes. Además de esto, ahora sí se producen atascos, puesto que en el lugar en el que se producen las paradas no queda espacio para que circulen el resto de los vehículos.

Queja ante la dirección

Esta situación provocó malestar y motivó incluso la denuncia de una enfermera que comprobó las dificultades de los pacientes para acceder al Hospital.
“Ahora tenemos un hospital con barreras, se deben de creer que esto es la Pasarela Cibeles y que viene gente paseando como Naomi Campbell, nada más lejos de la realidad. Esto se ha convertido en el tema de discusión de los pacientes, que ahora lo tienen más difícil, y por eso me decidí a explicar la situación, espero que tomen medidas”, señala esta enfermera.

Te puede interesar