Vigo

Investigan la intoxicación de un bebé por cannabis

Vigo

vigo

Investigan la intoxicación de un bebé por cannabis

Los hechos tuvieron lugar en una vivienda en Navia.
photo_cameraLos hechos tuvieron lugar en una vivienda en Navia.
Los padres alegan una caída y que se metió algo del suelo en la boca

El Juzgado de Instrucción 7 de Vigo investiga por un presunto  caso de maltrato familiar a los padres de un menor de dos años que  tuvo que ser ingresado en el hospital Álvaro Cunqueiro por una intoxicación con cannabis. 

Los hechos tuvieron lugar a finales de noviembre en una vivienda en Navia, donde se encontraban los padres con el bebé. Después de comer, el menor empezó a encontrarse pálido, con frialdad corporal y temblores, además de mareado, por lo que fue llevado primero al centro de salud y posteriormente al hospital.
Las diligencias de investigación se iniciaron después de que los análisis realizados al bebé dieran positivo en cannabis. La madre había referido al médico que el niño se había caído de la cama, mientras jugaba con ella, y también que unas horas antes estando en la calle se había metido algo en la boca que encontró en el suelo, si bien mostró una actitud de desconfianza y tono agresivo hacia los facultativos  pidiendo el alta voluntaria, según  el parte de lesiones.
El bebé permaneció un día en observación en el centro hospitalario, recuperándose y recibiendo el alta, siendo entregado a los abuelos, quienes tienen su tutela. 
Agentes de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de Vigo citaron a declarar como investigados a los padres, ambos muy jóvenes, sobre lo ocurrido el día de los hechos y emitieron a su vez un informe remitido al juzgado. Según las diligencias policiales, la madre se mostró poco colaborativa y nerviosa y antes de iniciar la declaración habría relatado que su pareja consume sustancias que suele tener en su casa, pero que éstas las coloca en lugares inaccesibles para el pequeño. Habría insistido en que aquel día salió de la vivienda a por el pan con su hijo y después regresaron. Tras comer y mientras jugaban en la cama, el menor se cayó al suelo. Los agentes consideran que pudo existir un posible abandono, aunque de sea de forma temporal, del menor, no prestándole la atención debida y obteniendo los cuidados que en todo momento  ha de tener un menor de esa edad.
El niño fue entregado a los abuelos maternos, que tendrían la tutela del menor desde el año pasado, aunque permiten que el menor esté con la madre y visite al padre.
El Juzgado continúa con las diligencias de investigación para dirimir si hubo una actuación delictiva por parte de los padres durante el cuidado del bebé.n