Tribunales

Inhabilitación para ‘la chatarra’ y días de cárcel por grupo criminal

Los acusados, ayer, durante la vista por conformidad celebrada en la ‘macrosala’ de la Audiencia en Vigo.
photo_camera Los acusados, ayer, durante la vista por conformidad celebrada en la ‘macrosala’ de la Audiencia en Vigo.

Siete acusados de robar coches de lujo y despiezarlos para su venta en internet lograron penas de saldo, tras 10 años de espera para juicio. El delito de banda, solo para dos de ellos

Desde una nave de O Porriño, y con el paraguas de supuesta legalidad de una empresa de recambios de motor, se dedicaban a despiezar vehículos de lujo, borrando su identificación, que bien habían  sido sustraídos o bien habían adquirido conscientes de su procedencia  ilícita y después clasificaban y destruían los metales o chatarra sobrante.  

 

Siete, de los ochos acusados (uno de ellos de nacionalidad extranjera no acudió a la vista) reconocieron ayer su participación, de un modo u otro en estos hechos consiguiendo una condena de mínimos, eludiendo la cárcel, a pesar de que los principales responsables se enfrentaban a penas de hasta  11 años de prisión.

Aunque fue la Audiencia de Pontevedra la encargada de sellar el acuerdo de conformidad, esta vista se llevó a cabo en Vigo, con seis acusados en sala y uno por videoconferencia. La Fiscalía y defensas llegaron a un pacto en el que solo dos de ellos, los propietarios de la empresa,  fueron condenados por grupo criminal a 22 días de cárcel. Este delito además conlleva la inhabilitación para vender y reparar motos, coches y sus repuestos, así como clasificar o destruir metales por tiempo de seis meses, la disolución del grupo criminal.

En concreto,  a R.C., se le impuso junto a la pena anterior, otros cuatro meses y 22 días y 450 euros por un delito continuado de receptación y otros seis meses de cárcel y 420 euros por otro continuado de falsedad. A su socio, I.A.,  junto al de integrante de grupo criminal,  cuatro meses y 22 días y 540 euros de multa por un delito continuado de receptación y seis meses de prisión y 420 euros por otro delito continuado de falsedad en documento oficial, al que se le añade, en calidad de cooperador necesario tres meses de cárcel por robo con fuerza. Además, se acordó la clausura definitiva del establecimiento.

Al resto, solo se les condenó por receptación a penas de entre dos y tres meses de cárcel.

Indemnización por 50 coches robados y piezas vendidas

La sentencia dictada ayer por conformidad establece para parte de los acusados el pago de indemnizaciones a las compañías de seguro o propietarios de cerca de medio centenar de vehículos que fueron sustraídos y cuya cuantía se establecerá en ejecución de sentencia, si bien la cifra podría superar los 100.000 euros. Además, hay otra docena de particulares a los que tendrán que devolver cuantías de entre 1.300 y 3.000 euros por los pagos realizados de piezas que eran robadas y por el coste de su instalación en sus coches. El fallo les impone el pago de los intereses y de las costas procesales. 

La Guardia Civil logró destapar esta operativa, tras descubrir que en una empresa de Vigo, dedicada al reciclaje de metales, se habían comprado para chatarra piezas de vehículos de alta cilindrada, fundamentalmente de la marca BMW. La ‘Operación Piezas’ llegó hasta el primer detenido, un ciudadano búlgaro, residente en Madrid, con antecedentes y cuyo paradero se desconoce, y que fue sorprendido cuando llegaba a la nave al volante de un coche robado en Ourense.

Te puede interesar