Vigo

Ingenieros de Caminos de toda España premian las obras de la depuradora de Vigo

Vigo

VIGO

Ingenieros de Caminos de toda España premian las obras de la depuradora de Vigo

Vista interior de la depuradora del Lagares
photo_cameraVista interior de la depuradora del Lagares

La Fundación Caminos y el Colegio de Ingenieros, Canales y Puertos han concedido a la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) el Premio Acueducto de Segovia por la actuación “Saneamiento de Vigo”.

El jurado, compuesto por profesionales de prestigio relacionados con la obra pública y el medio ambiente, destacó el encaje del proyecto con su medio
ambiente mediante la valoración de la importancia tecnológica y funcional de las obras, la calidad ambiental y científica de las medidas correctoras proyectadas, su valor estético y paisajístico y la perfección alcanzada en su ejecución.
Con una inversión que superó los 208 millones de euros, la actuación “Saneamiento de Vigo” incluyó la ejecución de la nueva depuradora del Lagares para tratar las aguas residuales de una población de hasta 800.000 habitantes; la construcción de un emisario de 3.798 metros, así como los trabajos de ampliación de la acometida eléctrica necesarios para suministrar energía a la nueva instalación.

La depuradora, en cuya financiación participaron también la Xunta de Galicia y el Concello de Vigo, además de la Unión Europa a través del Fondo Feder, es un proyecto puntero en el ámbito de la ingeniería de Saneamiento, que ha apostado por soluciones tecnológicas novedosas e integrado consideraciones paisajísticas y medioambientales en su diseño y construcción, de manera que se ha soterrado una tercera parte de sus 60.000 metros cuadrados de extensión (lo que equivale a seis campos de fútbol), logrando un adecuado control de las emisiones de ruidos y olores y una cuidada integración paisajística.
Este esfuerzo en el diseño e integración de las instalaciones ya había sido reconocido con el premio de aportación a la arquitectura “Gran de Area 2017”
del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia, el Premio Gallego de Arquitectura 2018 otorgado por la Xunta de Galicia y el Premio San Telmo 2019 del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Galicia.

La puesta en servicio de la actuación ha cumplido con los objetivos propuestos, evidenciándose una mejora sensible de la calidad ambiental de su entorno, donde han mejorado tanto las condiciones de cría de moluscos como la calidad de las aguas de baño y se ha logrado la recuperación de la bandera azul para la playa de Samil. Este impacto positivo en el entorno también se evidencia en la recuperación de la marisma del río Lagares, un espacio de alto valor medioambiental y en la aceptación social de la infraestructura.