Vigo

Los hoteles rozan el lleno con el Mundial de Balonmano Júnior

Vigo

vigo

Los hoteles rozan el lleno con el Mundial de Balonmano Júnior

El final de julio presenta en la ciudad una alta tasa de ocupación hotelera, por encima del 90%.
photo_cameraEl final de julio presenta en la ciudad una alta tasa de ocupación hotelera, por encima del 90%.

El mes de julio tiene mayor ocupación que en 2018 y los hosteleros prevén un mes de agosto "más rentable".

n n n En un año en el que la ciudad se afianza mes a mes como destino turístico, la hostelería vive un momento muy dulce con cuotas de ocupación muy altas en una segunda quincena de julio que algunos ya califican de "atípica". La celebración en Vigo y Pontevedra del Mundial de Balonmano Júnior provoca que numerosos hoteles de la ciudad cuelguen el cartel de completo con una ocupación de "casi el 100% desde el 15 al 28 de julio", señala Jaime Pereira, presidente de la Asociación de Hostelería de Vigo (Ahosvi). Pereira destaca que existe una "altísima proporción" de reservas con respecto al mismo periodo del año pasado y que éstas se producen a "buen ritmo aunque quizás algo menos constantes que en 2018".
Por su parte, César Sánchez Ballesteros, presidente de la Federeación de Hostelería de Pontevedra (Feprohos), coincide en que el tramo final de julio está dejando "buenos resultados en cuanto a ocupación", pero también "buenos precios por habitación". El efecto de la competición de balonmano produce además durante estos días la llegada de turistas y aficionados de todas las partes del mundo, con hasta 12 selecciones disputando la fase de grupos del torneo en Vigo, donde también se jugarán la final y el tercer puesto.
"Venimos de un mes de junio con previsiones my parecidas a las de 2018, aunque por encima en lo que se refiere a precio medio por habitación. No fue un mes especialmente bueno, ya que el mal tiempo en Galicia animó a los turistas a viajar a otros puntos del país", indica Sánchez Ballesteros. Esta situación es la que provoca el optimismo en el sector, ya que según los datos de Feprohos, junio se cerró con ocupaciones que rondan el 50 por ciento del total, en contraposición a las "altísimas cuotas" que se registran desde el inicio del mes actual. "Vivimos una tendencia estable. La economía parece que se recupera y las grandes obras en la ciudad la convierten en un atractivo a ojos de los turistas", reconoce el presidente de Ahosvi.
El pasado año, gracias a un tramo final de junio marcado por el buen tiempo, los hosteleros ya gozaron de altas cuotas de ocupación en sus establecimientos. Este hecho provoca que, a pesar del optimismo que reina en el sector en la actualidad, desde las asociacioens de hosteleros prefieren ser precabidos: "Va a ser difícil poder superar los registros del pasado año cuando hablamos de resultados que fueron altísimos. Veremos qué ocurre después del 31 de agosto, si somos capaces de mejorar todavía más un verano de 2018 en el que muchos hoteles cubrieron toda su oferta", aseguran. n

Comentarios