Vigo

‘La higiene extrema vino para quedarse’

Vigo

VIGO

‘La higiene extrema vino para quedarse’

La supervisora del Hospital de Día de Oncología, Eva González Iglesias.
photo_cameraLa supervisora del Hospital de Día de Oncología, Eva González Iglesias.
De los 8.000 pacientes que pasaron por el Hospital de Día Oncológico solo 8 dieron positivo en Covid
  La supervisora del Hospital de Día Oncológico del Cunqueiro, Eva González Iglesias, asegura que las medidas de precaución que se adoptaron en este centro para la pandemia “vinieron para quedarse hasta que tengamos una vacuna, un tratamiento o se estudie bien el virus. No vamos a volver atrás porque no queremos arriesgar, tenemos que cuidar a nuestros pacientes y cuidarnos nosotros”. Por este  servicio oncológico, que mantuvo intacta su actividad porque “el cáncer no entiende de Covid”,  pasaron 8.000 personas de enero a abril y solo 8 dieron positivo en coronavirus. La clave está en las precauciones que adoptaron con unos pacientes inmunodeprimidos, con las defensas bajas y a los que había que cuidar de manera especial. La supervisora agradeció el esfuerzo del equipo de enfermería, celadores, limpieza y adminsitrativos. A los pacientes les toman la temperatura al entrar. Si tienen fiebre van a un circuito cerrado de Urgencias para descartar el Covid. Además se higienizan las manos al entrar y salir, les dan una mascarilla quirúrgica y se restringe al entrada de acompañantes al Hospital de Día salvo que se trate del inicio del tratamiento o una persona dependiente y se les aplica el mismo protocolo que a los pacientes.  Tienen 57 puestos y 6 salas para tratamientos sobre todo de quimioterapia, con una media de 117 pacientes al día, de 8 de la mañana a 9 de la noche. Por otro lado, desde hace 15 días cuentan con una enfermera gestora que resuelve por teléfono las dudas y miedos de los pacientes y ejerce una función importante. La pandemia sí les obligó a suspender actividades que tenían mucho éxito, como el taller de pañuelos para pacientes con cáncer de mama que pierden el pelo o el de maquillaje. El de pañuelos, promovido por una paciente y que también funcionaba como terapia, se ofrecerá en vídeo e incluso están pensando en hacerlo con  vídeollamada.
 

Comentarios