Atlántico

VIGO

Ocho heridos, dos bebés, en un atropello múltiple en Fragoso

El conductor perdió el control por un desmayo, provocó un atropello múltiple en Fragoso y estrelló el vehículo contra un semáforo y un árbol. Resultaron heridos los pequeños, uno grave, dos peatones y los cuatro del turismo
Ocho heridos, dos bebés, en un atropello múltiple en Fragoso

Cuatro peatones, dos de ellos bebés, y cuatro ocupantes de un vehículo resultaron ayer heridos en un atropello múltiple ocurrido en la avenida de Fragoso.

El suceso tuvo lugar sobre las 19,55 horas de la tarde a la altura del número 15. Un Audi blanco, en el que viajaban dos matrimonios, y que se dirigía hacia la Plaza de América perdió el control  al sufrir un desmayo y clavar el pie en el acelerador en el semáforo con la calle Tranviarios invadiendo la acera y arrollando a una mujer mayor y dos carritos de bebés, además de un semáforo y tres motos que estaban aparcadas.

El conductor dio un volantazo y acabó empotrado contra un árbol en la acera de enfrente.

La mujer que esperaba para cruzar y que fue alcanzada por el vehículo, quedó tendida en el suelo. En los carritos iban los dos niños, uno de 9 meses, y otro de dos años, con sus padres, que resultaron ilesos. El más pequeño salió despedido pero pudo ser recogido por el padre, según los testigos, mientras que el otro sufrió una conmoción cerebral por lo que fue trasladado al hospital, y se encontraría en estado grave, al igual que la mujer.
El coche quedó empotrado y debido al fuerte impacto saltaron los airbag. El conductor,   unos 70 años , tal y como describieron los testigos, así como  los tres ocupantes, tuvieron que ser atendidos y trasladados en ambulancia. Según informó el O61 en total fueron ocho las personas evacuadas a centros hospitalarios. A Fátima, una mujer M.R.F., de 75 años; un hombre E.H.D., de 69 y otro de 83 años con iniciales B.S.I. 
Al Hospital Povisa llegaron E.G.F., hombre de 77 años; una mujer M.B.E., de 64 y otra de 75 J.Q.P.

  La Policía Local tuvo que cortar la calle para la asistencia a los lesionados así como para la retirada del vehículo siniestrado, mientras que los bomberos acudieron para inspeccionar el estado de árbol que amenazaba con desplomarse tras el impacto.

Según explicó uno  joven que se encontraba a escasos metros de donde tuvo lugar el suceso, “estaba caminando y vi cómo un coche, en el cruce, en lugar de parar o girar, aceleró. Se acercaba muy rápido pero se desviaba hacia la acera”. En ese momento, el chico  pensó “¿dónde va?” y acto seguido “se llevó por delante a las personas que esperaban para cruzar, el semáforo y varias motos fue como un efecto dominó. Vi a los carritos y cómo salían los bebés despedidos”.

El propietario de un establecimiento relataba que “escuché un estruendo increíble, me di la vuelta y vi las motos volando, después gritos y mucha gente alrededor”.

Uno de los niños estaba con una mujer que gritaba y el otro, asegura el joven que se encontraba allí, “lo cogió el padre en brazos y dijo,  está bien, está bien”. Decenas de personas se arremolinaron en el entorno de Florida, después del suceso. “Yo sólo al coche que venía hacia este lado de la calle, hasta que se empotró contra el árbol”, explicaban desde otro establecimiento. “El coche iba muy rápido, se escuchó el acelerador, no sabemos qué le pasó al conductor”.