Atlántico

VIGO

El HAC investiga si la depresión puede derivar en una demencia

El Instituto de Salud Carlos III aportó 110.000 euros para este trabajo con 230 pacientes

El investigador Rober Agis Balboa fue contratado por el programa Ramón y Cajal.
El investigador Rober Agis Balboa fue contratado por el programa Ramón y Cajal.
El HAC investiga si la depresión puede derivar en una demencia

Un proyecto del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, con sede en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC), reclutará a 230 pacientes mayores de 50 años del área sanitaria de Vigo que tengan un trastorno depresivo mayor, la mitad de ellos con deterioro cognitivo, para buscar biomarcadores que permitan identificar la demencia antes de que aparezca. Este es uno de los tres proyectos del Instituto Sanitario Galicia Sur que lograron financiación del Instituto de Salud Carlos III: 180.000 euros, de los que 111.000 son para el estudio del deterioro cognitivo.

La investigación partió del grupo de Neurociencia Traslacional, que dirige el psiquiatra José Manuel Olivares, a propuesta del investigador Roberto Agis Balboa, que está contratado por el programa Ramón y Cajal. Ellos encabezan un equipo en el que también están la neuróloga María José Moreno, el geriatra Daniel Pérez, el psicólogo clínico Rafael Fernández, la enfermera Carmen Vallejo, la neurocientífica y psicóloga Tania Rivera, la psiquiatra Águeda Rojo y Vanesa Val, responsable del biobanco, entre otros.

Agis Balboa ya había liderado una investigación que fue portada en la prestigiosa revista “The Embo Journal”, en la que probaba el riesgo de desarrollar una demencia entre las pesonas que habían sufrido estrés postraumático. Ante la dificultad de encontrar en España a personas con este diagnóstico, el investigador propuso buscar esta relación pero con personas que tienen depresión mayor con la idea de saber si esto puede hacer que con el tiempo desarrollen una demencia.

Para hacer este trabajo, que tiene un plazo de tres años, los investigadores reclutarán dos grupos de pacientes psiquiátricos del Complejo Hospitalario Vigués: 115 con depresión a secas y otros 115 que tengan depresión y síntomas de deterioro cognitivo. Les harán análisis en los primeros días, a los dos meses y al año de comenzar para estudiar los cambios.

Les harán análisis de sangre, de la que aislarán los linfocitos, con dos objetivos. Por un lado, estudiarán la expresión de los genes y el nivel de proteínas, en concreto el IGF2 y el IGFBP7 y las microRNA. Las dos primeras están envueltas en los procesos de aprendizaje y memoria y se asocian a la enfermedad de Alzheimer y a otras enfermedades psiquiátricas . El IGF2 es bueno para la memoria porque ayuda a producir nuevas neuronas en el cerebro y el IGFBP7 tiene el efecto contrario.  Las llamadas microRNA regulan la expresión de ciertos genes y la producción de ciertas proteínas. El objetivo es entender el mecanismo del deterioro cognitivo y buscar biomarcadores para el diagnóstico precoz y dianas terapéuticas. También se plantean, en una segunda fase, continuar este proyecto varios años para ver la evolución de los pacientes a largo plazo.

El Instituto de Salud Carlos III, que depende del Ministerio de Cienca, es la principal herramienta de financaición pública de I+D+i en la investigación traslacional en biomedicina. Cada año se presentan 1.800 proyectos y un 35% logra financiación. Vigo presentó 17 proeyctos y se aprobaron 3 en la fase de alegaciones.