No siente nostalgia de sus años en el Gobierno y dice que ahora tiene más capacidad de influencia

Guerra: ‘Garzón hizo propaganda al abrir la causa del franquismo’

Guerra recibió la insignia de oro del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales. En la foto, con José Pose.  FOTO: J.V. Landín
El diputado socialista y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, estuvo ayer por la tarde en Vigo, donde visitó al alcalde, Abel Caballero, con quien coincidió en uno de los gobiernos de Felipe González, y asistió a la clausura del 50 aniversario del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales. Está espléndido a sus 68 años y conserva intacta su ironía.
Guerra, que es también perito industrial, recibió la insignia de oro del Colegio de Peritos por promover la ley que regula las atribuciones de esta profesión, en un acto celebrado anoche en el Centro Social Caixanova en el que también se distinguió a la empresa PSA, con 500 ingenieros técnicos industriales en plantilla, y al perito valenciano Enrique Ballester. Antes de esto, el diputado y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso respondió a las preguntas de los periodistas. Sobre la decisión de Garzón de inhibirse en la causa que él mismo había abierto contra los crímenes de la Guerra Civil, señaló que ‘pasó muy poco tiempo entre que pensó que debía hacerlo y pensó que debía no hacerlo’. En su opinión, las personas que tienen a familiares en cunetas o en fosas comunes porque los fusilaron tienen todo el derecho humano, cristiano y político de enterrarlos o incinerarlos y tener un sitio donde llevarles flores. ‘El que lo deniegue es de una inhumanidad tan grande que no lo comprendo’. Sin embargo, considera que Garzón hizo una ‘operación de tipo propagandista’ y que hay que ser ‘más riguroso’ porque los jueces también están sometidos a las leyes como cualquiera y en concreto a la Ley de la Amnistía y la Ley de la Memoria Histórica. Sobre la disputa de poner a sor Maravillas una placa en el Congreso, que propuso José Bono, dijo que le había parecido ‘disparatado’ y que había sido inteligente rectificar, porque ‘no tiene justificacion que en el Parlamento, donde reside la soberanía popular, se quiera poner una placa de alguien relacionado con una confesión, alguien podría proponer que se pusiera otra a Mahoma’. También replicó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cuando dice que le dan escalofríos los retratos de la sede del PSOE. Guerra dice que Aguirre no necesita retratos porque los tiene presidiendo la mesa y la tachó de ultraconservadora. Guerra no siente nostalgia de sus años en el Gobierno de España y aseguró que ‘hoy soy más protagonista que entonces y me veo con una capacidad de influencia superior’. Además, siente tener que decir no a muchas cosas que le llegan, por falta de tiempo, y se define como una persona a la que le gusta trabajar con rigor, honestidad y coherencia (‘la coherencia es más eficaz que el colágeno’).

Te puede interesar