Atlántico

VIGO

Atascos en Gran Vía tras el corte de tráfico por las obras de las rampas

Pasadas las 12.30 horas la Policía Local procedió al cierre de cuatro carriles, ocasionando retenciones en Plaza de España y la Avenida de Madrid

La Avenida de Gran Vía de Vigo ya está cerrada al tráfico en buena parte de sus carriles // Vicente Alonso
La Avenida de Gran Vía de Vigo ya está cerrada al tráfico en buena parte de sus carriles // Vicente Alonso
Atascos en Gran Vía tras el corte de tráfico por las obras de las rampas

Parecía una historia interminable, pero finalmente la Avenida de Gran Vía de Vigo ya está cerrada al tráfico en buena parte de sus carriles para comenzar las obras del nuevo sistema de rampas mecánicas que se colocarán en esta céntrica calle de la ciudad.  Previsto para las 10 horas de hoy, el corte definitivo del tráfico por parte de los agentes de la Policía Local se realizó poco después de las 12.30 horas por el apagado y recolocación del sistema de señalización mediante semáforos para los nuevos carriles en el tramo al afectarán las obras. Desde primera hora los conductores han seguido las órdenes de los guardias para dirigir el tráfico sin ocasionar mayores incidencias, a pesar del retraso. Con esta medida, en total quedan cerrados cuatro de los seis carriles de circulación y ocasionando las primeras caravanas a los pocos minutos de la interrupción del tráfico. Tras el corte se registraron importantes retenciones en el tramo de Gran Vía posterior al túnel de Plaza de España, el acceso desde la Avenida de Madrid y la entrada a la AP-9 desde el centro de la ciudad. En la zona de Urzáiz se encuentran también varios agentes desviando el tráfico hacia las vías alternativas, las cuales no se encontraron tan colapsadas. Un operativo de cerca de 20 agentes se sitúa en los cruces más concurridos para la distribución de la circulación de forma que no se ocasionen mayores incidentes.

Así, en sentido dirección Plaza de España-Urzáiz, los tres carriles habituales quedan inhabilitados en el tramo que discurre entre Venezuela y María Berdiales, dirigiéndose el tráfico por uno solo en el otro lado de la calle. A su lado, se mantiene otro más para el sentido contrario, aunque en exclusiva para el transporte público, motocicletas y vehículos de carga y descarga. A partir de hoy comienzan ocho meses en los que se mantendrá esta misma estampa -excepto en el periodo de campaña navideña entre noviembre y enero-, con el tráfico desviándose por calles aledañas como Hernán Cortés, Simón Bolívar y Venezuela o Vázquez Varela. De tal manera, la circulación de vehículos para conectar Urzáiz con Plaza de España se realizará a través es estas vías alternativas, alguna de ellas ya caracterizada previamente por un elevado tráfico habitual. Al tercer intento, la Gran Vía queda por fin cortada. Cabe recordar que la ejecución del cierre de carriles estaba previsto para finales del mes de junio, aplazándose hasta el lunes 1 de julio. De nuevo, problemas con la disponibilidad de la señalización ocasionaron la suspensión del corte de la circulación hasta la jornada de hoy.

Antes del corte hubo conductores que se encontraron desorientados por el aplazamiento, esta mañana, del corte definitivo. Un vehículo estuvo a punto de introducirse en el carril contrario tras tomar incorrectamente el desvío del nuevo carril descendente en la esquina de Venezuela con Gran Vía. La patrulla allí personada evitó que la conductora continuase su marcha y  pudiese ocasionar algún altercado antes incluso del cierre de carriles.