Atlántico

VIGO

El Gobierno inhabilita a una eléctrica viguesa

El Ministerio de Transición Ecológica abrió en julio  procedimiento de traslado de clientes por impago a Inserimos  Energía  

 

Imagen de la vista de conformidad que se celebró en febrero pasado en Ourense.
Imagen de la vista de conformidad que se celebró en febrero pasado en Ourense.
El Gobierno inhabilita a una eléctrica viguesa

Una de las comercializadoras eléctricas de Vigo, Inserimos Energía S.L.,  cuyo responsable y un comercial fueron condenados  este año por manipular más de 80 contadores de la luz en Ourense, ha sido inhabilitada por el Ministerio para la Transición Ecológica.

El Gobierno, a través de la Subdirección General de la Energía Eléctrica,  inició en julio pasado este procedimiento de inhabilitación y traspaso de clientes por impago a las distribuidoras, junto a otras cinco empresas.

Según publica el diario digital ‘El periódico de la energía’ citando a fuentes del mercado, la compañía estaría informando del acto administrativo a sus clientes y proveedores y que en breve la disposición será oficial con su publicación en el BOE.

A este respecto, fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica aseguraron la inhabilitación se dará a conocer cuando se publique, algo que por el momento no ha tenido lugar.
La sala de supervisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia emitió un informe en julio a petición de la Dirección General de Política Energética y Minas  respecto el acuerdo de inicio de procedimiento de inhabilitación y el traspaso de los clientes de la comercializadora.
Ahora, los clientes de esta firma local tendrán que ser trasladados a  cualquiera de las grandes compañías.

El gerente y un comercial, condenados

El gerente de  la energética Inserimos Energía SL y su comercial reconocieron  en febrero ante el juzgado que trazaron un plan para defraudar energía eléctrica, manipulando más de 80 contadores, perjudicando a la empresa Naturgy -anterior Unión Fenosa Distribución-, en calidad de suministradora de la energía eléctrica, y la comercializadora de la misma, Iberdrola Generación S.A.U.  El responsable comercial para la provincia de Ourense-, quien durante la instrucción estuvo en busca y captura y el administrador único de Inserimos Energía S.L., aceptaron una pena de 12 meses a 50 euros al día (18.250 euros), además de hacerse cargo de cuantiosas indemnizaciones que deben pagar a Iberdrola: casi 166 mil euros, más los 16.800 euros en costas (pago de los letrados de la acusación particular) y 2.500 a un perito. Inserimos Energía S.L. deberá hacerse cargo como responsable civil subsidiario.  El fraude orquestado por los investigados supuso un perjuicio para la empresa suministradora, al haber manipulado con fines lucrativos las instalaciones de distribución de electricidad propiedad de Fenosa, y para Iberdrola al ser Inserimos una de las dos empresa colaboradoras que tenía en Ourense para captar clientes y la atención de los mismos. El responsable comercial les ofrecía tarifas fijas (planas) en el suministro de energía y que siempre suponían una rebaja -hasta de un 30%- con respecto a los desembolsos mensuales que hasta ese momento abonaban los consumidores.
La mencionada sentencia fue firme, al no haberse celebrado el juicio y sí una vista de conformidad.