El Gobierno destina 5,2 millones al edificio de cultivos del IEO

El Centro Oceanográfico de Vigo está situado en Cabo Estai.
photo_camera El Centro Oceanográfico de Vigo está situado en Cabo Estai.
El Boletín Oficial del Estado publicó ayer el proyecto de las obras, cuyo plazo de redacción es de seis meses mientras que el de ejecución se estima en doce meses

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades va a destinar más de 5,2 millones de euros para las obras del nuevo edificio de cultivos del Centro Oceanográfico de Vigo del Instituto Español de Oceanografía (IEO-CSIC).

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, celebró ayer esta inversión del Goberno de España.

El Boletín Oficial del Estado publicaba ayer la licitación del proyecto, cuyo plazo de redacción es de seis meses y el de ejecución se estima en doce meses. El precio de este contrato es de 212.000 euros.

El proyecto prevé demoler el actual edificio de cultivos y construir uno nuevo, con un diseño moderno, funcional y energéticamente eficiente que tendrá una superficie de unos 2.205 metros cuadrados. 

Esta infraestructura permitirá consolidar el liderazgo en acuicultura marina del Centro Oceanográfico de Vigo, según indica el Ministerio.

Esta institución es uno de los nueve centros oceanográficos de los que dispone actualmente el IEO-CSIC, dedicados a la investigación en ciencias del mar y a ampliar el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros, el desarrollo de la acuicultura marina sostenible y el respeto y la protección del medio ambiente marino.

Además, el IEO-CSIC representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos, y desarrolla una labor de asesoramiento científico a las políticas medioambientales y marinas en nuestro país.

Las obras pondrán remedio a las deficiencias estructurales que se habían detectado en el inmueble y que se produjeron como consecuencia de la falta de mantenimiento en los últimos años. 

El mal estado de las instalaciones de este centro de investigación habían obligado a parte del personal a trabajar en el salón de actos e incluso a llevar casco en algunas zonas por motivos de seguridad.

El Ministerio de Ciencia tomó cartas en el asunto el año pasado al encargar un estudio para conocer en que situación se encontraban los edificios, el de cultivo y el principal, del Centro Oceanográfico de Vigo.

Te puede interesar