Gangas solidarias en el rastrillo de segunda mano

Momento ayer de la inauguración.
La Fundación Emaús puso ayer en marcha su segundo Rastrillo Solidario de ropa de segunda mano, una iniciativa con la que se pretende ayudar a realizar proyectos benéficos destinados a las personas con más necesidades de nuestra ciudad.
Durante las primeras horas de apertura fueron numerosos los visitantes que se acercaron hasta las instalaciones, situadas en la calle Don Bosco, ya que los precios y la atención de las personas que colaboran, del proyecto ROL (en riesgo de exclusión social) animaron a las compras. En el rastrillo, que estará abierto hasta el martes desde las diez de la mañana hasta la una y media y de cuatro y media a ocho de la tarde (sábado solo por la mañana), se pueden encontrar prendas de vestir desde los cincuenta céntimas hasta los dos o tres euros. Camisetas, pantalones, abrigos y complementos, así como calzados hacen de este rastrillo un lugar muy interesante de cara a las compras navideñas. El éxito tras el primer día de apertura parece asegurado.

Te puede interesar