Advierten de la necesidad de prevenir la enfermedad sobre todo a diabéticos e hipertensos

La Fundación Álvarez de Toledo trata a 110 pacientes del Sergas

La directora médica del Chuvi, Silvia Rodríguez, y la presidenta de la fundación, Isabel Entero.
El centro de diálisis “Os Carballos” de Vigo atiende actualmente a 110 pacientes del área sanitaria de Vigo, que fueron remitidos por el Sergas. Se trata de un centro privado concertado que abrió hace diez años en la ciudad la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo, una entidad que opera en toda España y que en Galicia presta sus servicios en Ourense, Verín, O Barco de Valdeorras y Vigo.
La presidenta de la Fundación Álvarez de Toledo, Isabel Entero, se desplazó ayer a Vigo para felicitar la Navidad a los usuarios y al personal de la clínica, además de cantar villancicos y repartir regalos. Isabel Entero estuvo acompañada de la directora médica del Complejo Hospitalario Vigués, Silvia Rodríguez.
El primer convenio con el Servicio Galego de Saúde se firmó en 1996 y era para atender a pacientes con insuficiencia renal de Ourense. Posteriormente, se abrieron otros dos centros en la provincia de Ourense para evitar desplazamientos a los usuarios y finalmente en Vigo, donde existe un centro con 150 plazas concertadas. En Vigo llegó a barajarse la posibilidad de abrir un segundo centro más pequeño “porque durante una temporada había muchos enfermos, pero luego la demanda se estabilizó”, según explicó Isabel Entero.
La institución atiende actualmente en Galicia a 250 personas que necesitan un tratamiento de hemodiálisis.
La media de edad de los pacientes atendidos en la clínica es de 70 años, que deben pasar cuatro horas en la hemodiálisis. En la clínica de Vigo trabajan tres médicos, ocho auxiliares, tres enfermeras, un psicólogo y una supervisora.
Además de la hemodiálisis en sí, prestan otros servicios de apoyo a pacientes y familiares, desde sesiones informativas, charlas para el cuidado de la salud hasta un curso de cocina que lleva dos años celebrándose con bastante éxito. “El psicólogo buscaba cosas que les motivasen y surgió que ellos decían que estaban aburridos de comer siempre lo mismo, porque siguen un régimen muy estricto, deben tener cuidado con la sal, con las verduras que tienen mucho potasio, las especies. Entonces, el psicólogo, con las enfermeras y las auxiliares, propuso enseñarles a hacer comidas atractivas”, manifestó la presidenta de la Fundación.

Jornadas de prevención

La Fundación Renal organiza siete actividades al año en Vigo relacionadas con la prevención y la formación de la salud, destinadas a pacientes y a familiares y pensadas para dar a conocer esta enfermedad “oculta”. Entero hizo ayer un llamamiento a la población para que se cuide y en especial a diabéticos e hipertensos.

Te puede interesar