VIGO

El fiscal no ve trama en la ola de incendios de octubre

Cuatro meses después de la ola de fuegos forestales de octubre, el Ministerio Público echa el cierre a la investigación

Una imagen de la playa de Patos con incendios en los montes de Vigo el 14 de octubre pasado.
Una imagen de la playa de Patos con incendios en los montes de Vigo el 14 de octubre pasado.
El fiscal no ve trama en la ola de incendios de octubre

nnn El informe de la Fiscalía Superior de Galicia para determinar si hubo "planificación coordinada" en la ola de incendios del pasado octubre, en su mayoría en el entorno de Vigo, de la que se cumplen cuatro meses la semana que viene, está "prácticamente concluido", pero "no hay grandes sorpresas". La mayoría de los fuegos serían intencionados pero no hay trama organizada. Es lo mismo que el informe que  se elaboró tras la oleada de 2006 y solo fueron identificados cuatro presuntos autores de fuegos en la comunidad, según el fiscal de Medio Ambiente, Álvaro García Ortiz. La Policía de Vigo había llegado a la misma conclusión.
A Europa Press, Ortiz es tajante: "Lo hemos dicho desde el principio, no tenemos evidencias de la existencia de ninguna trama". En medio de una gran alarma social, pues los incendios que con especial virulencia cercaron ciudades y pueblos el 14 y el 15 de octubre, Núñez Feijóo habló de una actividad "delictiva homicida".
Ardieron 49.000 hectáreas, según los datos del Gobierno autonómico, en poco más de un fin de semana y la tragedia se materializó con el fallecimiento de cuatro personas. Feijóo planteó entonces -y no era algo nuevo - "asimilar" el delito incendiario con el "terrorista".
Fue en ese contexto en el que la Fiscalía Superior de Galicia abrió diligencias de investigación penal destinadas a esclarecer si existían "indicios de una planificación coordinada" en el origen de los siniestros, que se llevaron por delante casas, naves y otras instalaciones.
El Ministerio Público ya había adoptado esa decisión con motivo de la oleada de incendios forestales del verano de 2006, cuando resultaron quemadas unas 77.000 hectáreas. Tras un "exhaustivo análisis" de las circunstancias en las que se produjeron los fuegos, zonas afectadas, perfiles de los incendiarios, no pudo determinar una actividad criminal coordinada.
Hubo cuatro identificados a los que se investiga como presuntos autores de incendios de aquellos días pero sin relación entre ellos. Solo uno, de Vigo y 55 años detenido el 18 de octubre por la Guardia Civil por un incendio de una hectárea en una finca familiar de Os Blancos (Ourense), llegó a entrar en la cárcel. La abandonó el 28 de noviembre, previo abono de 2.500 euros de fianza.
El día 24 la Xunta anunció la investigación de una mujer de 74 años en Mos. Los agentes le atribuyen tres fuegos cerca de su vivienda, el último declarado el domingo 15, en plena ola de incendios.
El 30 de octubre, la policía tomó declaración a un tercer investigado por un fuego en Brión también del fin de semana del 15, que arrasó dos hectáreas de arbolado.
Y el 16 de noviembre, a un hombre por un fuego en Meis que afectó a 100 hectáreas y que obligó el domingo 15 a evacuar a 70 personas.