Vigo

El fiscal pide 18 meses sin carné por el accidente mortal de la AP-9

Vigo

vigo

El fiscal pide 18 meses sin carné por el accidente mortal de la AP-9

El accidente tuvo lugar en mayo de 2019.
photo_cameraEl accidente tuvo lugar en mayo de 2019.
El juicio por el siniestro en el que murieron tres menores se celebró  ayer en ausencia del conductor, tras presentar alegaciones. En ellas, pidió perdón por el “irreparable daño causado”

El accidente más trágico ocurrido en la AP-9 en Vigo, en mayo de 2019,  en el que tres menores de 17 años perdieron la vida y un cuarto resultó herido, llegó ayer a juicio. En el banquillo, tenía que haberse sentado el conductor del Peugeot 206 en el que viajaban, de entonces 18 años. Sin embargo, no acudió.  Al tratarse de una vista por delito leve, la ley le permitió presentar alegaciones para eludir la comparecencia.
 La Fiscalía  solicitó para M.M. la máxima pena prevista por tres delitos leves de homicidio por imprudencia menos grave y uno de lesiones y que se traduce en 18 meses de privación del carné de conducir y una multa de 2.700 euros. En caso de insolvencia, se propuso la sustitución de la multa por medidas de localización permanente y trabajos en beneficio de la comunidad.
La acusación particular, ejercida por los padres de una de las víctimas (el resto renunció a las acciones penales) se adhirió a la petición del ministerio público.
Durante la vista, celebrada en el juzgado de Instrucción 5 de Vigo, se dio lectura a las alegaciones presentadas por M.M. En ellas, pidió perdón por el “irreparable daño causado” y agradeció el apoyo recibido por  los padres de dos de los menores fallecidos mientras que aseguró comprender a los que decidieron actuar penalmente contra él. Argumentó que sobre las causas del accidente se mostraba de acuerdo con los resultados del informe de la Guardia Civil y sólo recordaba ir conduciendo por la autopista en dirección Vigo y que “noté algo extraño como un resalto” en la calzada y dio un giro para no chocar contra la mediana. El escrito presentado en sala resalta que la maniobra brusca y el exceso de velocidad le hizo perder el control, haciendo que el coche derrapara impactando contra la bionda y posterioremente contra el pilar de un puente, cayendo sobre el techo. Asimismo, admitió el exceso de velocidad, conforme al atestado de la Guardia Civil que sitúa en 138 kilómetros por hora la velocidad a la que circulaba por el punto donde se produjo el siniestro, a la altura de Teis y entre 117 y 129 kilómetros por hora en el momento de la maniobra y el impacto. Destacó, que no utilizó el móvil y que dio negativo en el test de alcoholemia. Se hizo alusión igualmente en la bionda de la autopista, algo en lo que incidió la defensa y el perito de la compañía de seguros. Según la declaración del experto, este tipo de soportes en una vía como la AP-9 cumpliendo la normativa tendría que contener y reintegrar el coche en la calzada a una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora.  La defensa pidió la libre absolución al entender que es un caso civil  y subsidiariamente la condena sólo por un delito ante la renuncia del resto.

“No le va a truncar la vida, es una arenita entre tanto dolor”

nnn Pese a las restricciones por el covid, la titular del Juzgado de Instrucción 5 coordinó la vista para facilitar por un lado que se mantuvieran las medidas de protección y por otro arropar y facilitar la presencia a los padres de las víctimas, que vivieron momentos especialmente difíciles. 
Con un cuidado exquisito y dando el pésame a los padres, la jueza  permitió, sin oposición de la sala, que tomaran la última palabra. Sólo el acompañante de la madre que denunció y mantuvo la acción penal  habló para señalar que “18 meses de carné no le van a truncar la vida a un joven pero al menos es una arenita entre tanto dolor. Si yo fuera su padre, asumiría esa pena y me lo llevaría a casa. Nosotros tenemos que ir al cementerio. Es una forma de asumir sus actos”.  
Por su parte, tanto los agentes de investigación de Tráfico de la Guardia Civil de Mérida como los de Porriño coincidieron en que el accidente se debió a una maniobra evasiva errónea por un exceso de velocidad en una curva, a la que se unió la inexperiencia de un conductor que acababa de obtener el carné de conducir.n

Comentarios