Vigo

Fin a la temporada de cruceros y llegaron los primeros turistas

Vigo

Vigo

Fin a la temporada de cruceros y llegaron los primeros turistas

Un grupo de turistas, ayer en un recorrido guiado por el Casco Vello vigués.
photo_cameraUn grupo de turistas, ayer en un recorrido guiado por el Casco Vello vigués.
Comienzan las visitas guiadas con grupos mientras las arribadas quedan suspendidas
La temporada de cruceros ha puesto el punto final sin apenas haberse iniciado tras hacerse efectivo por parte del Gobierno el mantenimiento de la prohibición de entrada a España de los buques de recreo procedentes de cualquier puerto hasta la finalización de la situación de crisis sanitaria. Dicha decisión prácticamente ha coincidido con la llegada de los primeros turistas convencionales, españoles y extranjeros, aunque todavía a cuentagotas. Según señalaron ayer desde el sector hotelero, de momento la ocupación continúa muy baja -apenas el 10 o 15 por ciento- y predomina el turismo de negocios, aunque es cierto que han llegado algunos grupos en visitas organizadas. A partir de esta semana abrirían hasta la mitad de los hoteles: ahora apenas un tercio del total.
En cuanto, al turismo marítimos, el Ejecutivo ha decidido mantener el cierre, pese a que Vigo es uno de los puntos de entrada autorizados para viajeros internacionales, al considerar que es "una medida proporcionada, objetiva y no discriminatoria, y que está en línea con el objetivo establecido por el Comité de Emergencias de la OMS de interrumpir la propagación del virus". La Autoridad Portuaria de Vigo todavía mantenía varias escalas programadas -unas 20- en su calendario desde mediados de septiembre, pero como reconocía ayer su presidente, Enrique López Veiga, “está muy claro que no es que no vayan a venir a Vigo ni a otros puertos, es que ni siquiera van a salir, porque nadie quiere ahora arriesgarse a permanecer en un barco con miles de personas”.De hecho, las grandes navieras no han programado nada hasta que pase el verano. El primero que tendría que arribar a Vigo era el "Anthem ot fhe Seas", pero ya parece imposible. Con ello, la ciudad perderá este año unos 150.000 turistas marítimos, justo cuando se esperaba una recuperación después de varios ejercicios a la baja.
En su comunicación oficial, la Dirección General de la Marina Mercante decidió restringir la actividad de los buques de pasaje tipo crucero en los puertos españoles que realicen viajes internacionales y naveguen por aguas del mar territorial. 
No obstante, destaca que podrá levantar la prohibición, a solicitud de Puertos del Estado y de acuerdo con el Ministerio de Sanidad, para entradas de buques concretas o para un conjunto de ellas como parte de un itinerario por uno o varios puertos, como en el caso de Vigo, señalado por su carácter internacional. El Gobierno argumenta que es "urgente y necesario" el mantenimiento de ciertas medidas de contención y prevención ante los posibles riesgos que pudieran derivarse de la pérdida de vigencia automática de las medidas para la favorable evolución en el logro de los objetivos de contención de la pandemia, así como proveer un itinerario seguro hacia la recuperación del sector mediante la aplicación de procedimientos estrictos de control durante todo el proceso pero especialmente a bordo de los buques de pasaje tipo crucero, que permitan el restablecimiento seguro de estos servicios de carácter eminentemente turístico.

Más en Vigo
Comentarios