Atlántico

VIGO

La FEMP ve irrenunciable jubilar a policías a los 59

Urge incluir la reinversión del superávit municipal en un decreto ley

Caballero mantuvo un encuentro en Madrid con representantes de las Policías Locales.
Caballero mantuvo un encuentro en Madrid con representantes de las Policías Locales.
La FEMP ve irrenunciable jubilar a policías a los 59

 El presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, urgió ayer a incluir antes del mes de marzo el destino del superávit de los gobiernos locales “en el Decreto Ley que el Gobierno prepara sobre medidas urgentes de carácter presupuestario ante el retraso en la aprobación de los PGE”. Según subrayó Caballero se trata de “nuestra primera y urgentísima prioridad”.  Viendo las liquidaciones de la Administración Local correspondientes 2017, todo hace pensar que “vamos a tener un superávit por encima de los 5.000 millones de euros “el 0,45% del PIB, cifras muy significativas en términos de equilibrio presupuestario para el Reino de España”, aseguró y añadió que “el techo de gasto probablemente lo cumplamos y la deuda la tenemos cumplida también. No creo que ninguna otra Administración esté cumpliendo así ni de lejos”.
Y sin embargo, el hecho de que aún no se hayan aprobado los PGE, podría retrasar hasta después del verano “nuestras posibilidades de utilizar el superávit, y entonces no habrá tiempo ni posibilidades para licitar”. De ahí, la necesidad de reunirse de forma urgente con el Ministro de Hacienda y Función Pública para incorporarlo en el Decreto de medidas urgentes.
En la junta de gobierno, Caballero informó del encuentro mantenido previamente con representantes de las Policías Locales a quienes les manifestó que la jubilación anticipada de los agentes, a partir de los 59 años, “es un principio irrenunciable para la FEMP” y que su aplicación debería ser inmediata, “después de que hace ya un año que se acordó con el Gobierno”. El presidente de la FEMP recordó que esa jubilación anticipada sería costeada por los ayuntamientos y los trabajadores “con lo que al Ejecutivo no le supondría coste alguno”. Por ello, Caballero planteó que trasladará al Secretario de Estado de la Seguridad Social y a la Secretaria de Estado de Función Pública que “la tramitación definitiva de estas jubilaciones se incorpore al Decreto que fijará la subida salarial de los funcionarios”.