Vigo

Facebook y Whatsapp, a juicio

Vigo

vigo

Facebook y Whatsapp, a juicio

Las conversaciones por teléfono móvil, herramienta fundamental también en la investigación.
photo_cameraLas conversaciones por teléfono móvil, herramienta fundamental también en la investigación.

Las conversaciones de mensajería telefónica o publicaciones en las redes sociales son utilizadas cada vez con más frecuencia en los juicios como prueba. En Vigo, son herramientas habituales en multitud de supuestos

Un vigués consiguió desheredar a su hija presentando como prueba ante notario  pantallazos del Facebook que demostraron que ella había incurrido en un maltrato de obra. Los insultos proferidos en las redes sociales  hacia su padre tuvieron consecuencias como también las tuvieron para una conductora supuestamente con lesiones graves tras un accidente pero que colgaba en el Facebook fotografías mientras bailaba con sus compañeros.
Estos son sólo algunos de los ejemplos en los que las nuevas tecnologías han aportado pruebas en pleitos en la ciudad. “Cada vez es más patente la presencia del Whatsapp y de todo tipo de redes sociales en los casos que llevamos”, explica una abogada penalista. Precisamente, esta semana asistía a un detenido por violencia de género que había sido acusado tras insultar a su mujer por el móvil. “Los insultos quedaron reflejados en la conversación y fueron presentados como prueba”, explicó.
Junto a la violencia de género o los accidentes de tráfico, las conexiones por internet son claves por ejemplo en pleitos de divorcios. “En casos de incumplimiento de pensiones, por ejemplo, o de demandas, se han utilizado como pruebas las fotografías de los viajes que colgaba una de las partes quien había alegado no tener recursos”, relata otra letrada.
Esta situación ha modificado la propia actuación de los abogados de cara a sus clientes. “Lo primero que aconsejamos es prudencia con el Facebook o con el Whatsapp a la hora de hablar sobre sus asuntos privados”.
Compartir momentos de la vida a través de contactos en la red o incluso mantener discusiones por el móvil pueden ser utilizados como prueba en caso de conflicto y litigio. “Hasta hace unos años era algo muy inusual pero ahora se ha convertido en  rutina dentro de nuestro trabajo”, explican.
La irrupción de internet en las relaciones sociales ha diversificado determinados delitos como el conocido “sexting”,  difusión de imágenes sexuales por Whatsapp sin consentimiento  o la  suplantación de identidad, mediante la copia del perfil de una red social.
La propia Policía encuentra en el Whasapp una herramienta básica a la hora de investigar delitos muy graves, como los crímenes o desapariciones, puesto que permite conocer los contactos de la víctima  y las últimas personas con las que tuvo una conversación. 
Facebook fue una de las pistas para acusar de asesinato al investigado por el crimen de una mujer en López de Neira.n

Más en Vigo
Comentarios