Atlántico

VIGO

Exigen protección para las cuevas como resguardo del patrimonio

 El primer patrimonio de las cuevas son los fósiles, que pueden ir desde los animales a los vegetales, incluso polen de especies ya desaparecidas.

La reconstrucción del rostro de Elba, con 9.000 años y cuyo esqueleto fue rescatado en una cueva de Chan do Lindeiro, presidió las charlas.
La reconstrucción del rostro de Elba, con 9.000 años y cuyo esqueleto fue rescatado en una cueva de Chan do Lindeiro, presidió las charlas.
Exigen protección para las cuevas como resguardo del patrimonio

Ayer, en Vigo, Marcos Vaqueiro, investigador en Geología y espeólogo de la Federación Gallega, mostró imágenes de una vértebra de oso encontrada en Mondoñedo, el esqueleto de corzo en O Courel o las marcas del oso cavernario también en Galicia.

Como cobijo del patrimonio, Vaqueiro reclamó protección para las cuevas y recomendó “prevenir antes de actuar, las restauraciones siempre son estéticas, no se cura el daño de la cueva que siempre es irreversible”. Alertó sobre daños irreparables que se acometen en estos espacios, sin una normativa de protección específica. Como ejemplo mostró la pintada de los “Coruxo Fighters” en una de las cavidades de la parroquia, la zona con más oquedades de Vigo. 
Desde la Federación de Espeología están realizando un inventario destinado para deportistas e investigadores, señalando las cuevas plutónicas, las furnas, kársticas o las seudokársticas. Recogen sus características y sus principales valores. “Lo primero para proteger es conocer”, aseguró advirtiendo la necesidad de protegerlas por su geodiversidad y biodiversidad.
En las charlas también participó la paleontóloga Aura Grandal-d´Anglade abordó las cuevas como un archivo de la vida. Explicó que cuando no abundan los depósitos sedimentarios, como en Galicia, las cuevas son el único medio donde encontrar restos prehistóricos. Así explicó el caso de Elba, la pastora de hace 9.000 años en Piedrafita.n