La ETEA se abre al público pero la Ciudad del Mar aún es una incógnita

La ETEA, abierta al público, continúa manteniendo el mismo aspecto de base naval militar.
Este año se pudo abrir al público la antigua base naval de Teis tras la venta de Zona Franca a la Xunta. Pero la Ciudad del Mar anunciada sigue siendo una incógnita.
El Ministerio de Ciencia, en teoría el impulsor de la creación en Vigo de una zona tecnológica y de investigación marina, lleva tres años consecutivos colocando cantidades ínfimas para la construcción del Instituto de Investigaciones Marinas, apenas 100.000 euros para un edificio de 12,3 millones. Resulta inexplicable: porque el IIM necesita desde hace más de cinco años una nueva sede al quedarse pequeña y obsoleta su actual delegación de Bouzas. De aquella exigencia surgió la Ciudad del Mar como idea que fue creciendo sin llegar a concretarse. De hecho, el Ministerio de Ciencia ya no incluye en sus compromisos abrir el Centro Oceanográfico de Vigo, otro de los puntales de la Ciudad del Mar. En cuanto al resto, la base de buques oceanográficos, ya no se sabe nada. La buena noticia fue la apertura de la antigua ETEA al público, que se mantiene desde hace unos meses, lo que ha permitido la utilización de ese espacio costero. La actual Xunta considera que se trata de un proyecto que tiene que ser estudiado mejor. Y la anterior, sólo contemplaba la cesión de los terrenos al Estado sin ningún compromiso por parte del Gobierno, salvo trasladar el IIM y otras dependencias hasta la ETEA.

Te puede interesar