Vigo

La estación de Thom Mayne "toma" Vía Norte y la terraza

Vigo

Obras de Vialia

La estación de Thom Mayne "toma" Vía Norte y la terraza

La estructura superior en la terraza queda finalmente a la altura de Vía Norte.
photo_cameraLa estructura superior en la terraza queda finalmente a la altura de Vía Norte.
Instaladas las estructuras que formarán parte de la plaza superior del centro Vialia

  La construcción de la estación de Thom Mayne y el centro Vialia ha llegado a su techo físico, donde ayer comenzaron los trabajos de instalación de las dos estructuras superiores en forma de ola del complejo comercial, una cerca de Urzaiz y otra al fondo de Vía Norte. Formarán parte de una gran terraza de más de 21.000 metros desde las alturas y rodeada de bares y establecimientos con vista a la Ría. Vialia tendrá tren y autobuses combinados en el mismo espacio, con 30 dársenas, la perspectiva de dos millones de viajeros y 500 expediciones diarias y nuevos acceso, todavía por iniciar. La fecha de apertura estaba prevista para 2021, aunque la Xunta, que forma parte del convenio con ADIF y Concello, estima ahora que con los atrasos será para 2022.

La zona alta de la estación será probablemente lo más demandado por su espectacularidad. La empresa que realiza las obras y gestionará el centro ya cuenta con 35 firmas que han confirmado su implantación, entre  el interior del edificio y en la plaza anexa, que limita con Vía Norte. Entre ellas Primark, que debuta en Vigo, así como nuevas pantallas de cines. Tras el parón obligado, ahora habría hasta 300 trabajadores en las obras, que ya ha cubierto más del 70 por ciento de la ejecución: ya es visible ahora lo que supondrá una vez abierta la zona comercial.  Cuando abra al público, en un año o año y medio, también estaría lista la estación intermodal de buses anexa, lo que permitirá el cierre de la actual de la avenida de Madrid.

Con respecto al desarrollo de las obras complementarias, que necesitan una addenda al convenio de financiación, el Concello mantiene que se firmará en junio, como exige la Xunta. Abel Caballero aseguró ayer que el retraso por parte de ADIF -que tiene que recibir permiso del Ministerio de Transportes y ante del Consejo de Ministros- se debe tan sólo al parón por el coronavirus. La Xunta, en cambio, destacó que en la comisión de seguimiento celebrada este miércoles no hubo nigún compromiso por parte de los representantes de ADIF. Como es conocido en 2018 las tres partes firmaron un convenio para  financiar los accesos a la estación intermodal, un túnel bajo Lepanto cuya ejecución se comprometió a asumir la Administración local. Los proyectos técnicos y el acuerdo de todas las partes obligaron a tramitar una  addenda por la que el Gobierno gallego duplica su aportación a la financiación, ya autorizada, y también por el Concello. 

Comentarios