Museos, fundaciones y galerías privadas congregan en el centro de la ciudad lo mejor de los años dorados de los creadores de la tierra

Seis espacios dedicados a artistas gallegos consagrados

“Esencia de una colección” se muestra en la Fundación Novacaixagalicia.
La instalación de la pinacoteca del Museo de Quiñones de León en pleno centro del Casco Vello en 2010, dedicada en su mayoría a autores gallegos consagrados, provocó la congregación en el centro de las principales salas dedicadas al arte gallego del XIX y el XX.
La inauguración a finales de semana de 'Grandes artistas, pequeños formatos', en la galería Montenegro, situada en Marqués de Valladares, lo confirma. Treinta y tres pinturas de Arturo Souto, Carlos Sobrino,Virxilio Blanco, Manuel Colmeiro, Antón Lamazares, Leopoldo Novoa o Francisco Llorens, entre otros, y esculturas de Camilo Nogueira y Elena Colmeiro. Se pueden adquirir por precios que en muchos casos rondan los 1.000 y 2.000 euros. Las excepciones vienen de la mano de dos pinturas de Isaac Díaz Pardo, sobre 5.000 euros cada una; Francisco Leiro, con una obra de 30.000 euros. 'Se trata de fondos de la galería que necesito mover por motivos de la ampliación de la sala', señala el galerista, Víctor Montenegro. La pieza más cotizada de la exposición no lleva una firma gallega. Es un Sorolla, pintado también por el reverso, que ya fue vendida a un coleccionista suizo por 50.000 euros.

Son cuadros de pequeñas dimensiones de maestros de reconocido prestigio, de entre las cuales Montenegro destaca el arlequín de Mario Granell, hermano de Eugenio, quien no compartió su suerte. El artista vivió en Vigo, donde aún reside parte de su familia, y realizó, en opinión del galerista 'obras muy interesantes y de gran calidad'. Especial cariño muestra por la representación de Toledo de Luis Torras o por un paisaje de Virxilio Blanco: 'Es complicado encontrar pinturas de estos artistas en el mercado', indica. La ceramista Elena Colmeiro, representada en la muestra por una de sus caracolas, estará próximamente de actualidad por la antológica que sobre ella prepara el Museo provincial. 'Grandes artistas, pequeños formatos' permanecerá en sala hasta finales de mes.

A unos 300 metros, en López de Neira, está la segunda galería privada, Art Next, centrada en el arte gallego más cotizado. Sin horario concreto de apertura, en su espacio se mantiene parte de la colectiva organizada a finales de año. Díaz Pardo, Granell, Juan Luis, Laxeiro, Castillo, Novoa, Castelao, Francisco Pazos o Ramón Conde son algunos de los nombres representados. La posibilidad de este tipo de adquisiciones finaliza en el Furancho das Artes, en Cruz Verde (en el barrio alto del Casco Vello). Aunque en el local están especializados en reproducciones 'Digigraphie' de Barreiro, Álex Vázquez, Puri del Palacio, Mingos Teixeira, Rafael Calvo, Santiago Montes, Magalhaes y Solveira, disponen de estos originales de la colección de Mingos Teixeira.

Ya tan solo con carácter expositivo, a cinco minutos, en la Praza da Princesa, se expone en la Casa Galega da Cultura, la colección de Francisco Fernández del Riego. Cerca de 80 obras de artistas como Murguía, Castelao, Maside, Colmeiro, Laxeiro, Minguillón, Seoane y Virxilio Branco. Se puede visitar de lunes a viernes de 18 a 20 horas.

En la Casa das Artes, se encuentra la Fundación Laxeiro y la colección Torras, dedicadas a estos artistas con 62 obras en el primer caso (la exposición permanente está cerrada temporalmente) y con 67 pinturas en el segundo caso. Ambas están abiertas de lunes a sábado, de 18 a 21 horas, fin de semana y festivos, de 12 a 14 horas.

Finaliza, el recorrido con la colección de arte Novacaixagalicia, que hasta que se determine la definitiva sede oficial, se encuentra en Policarpo Sanz, 13. Con horario de martes a sábado, de 17.30 a 20.30 horas, acoge la exposición temporal 'Esencia de una colección', con un repaso del arte gallego de los últimos 200 años.

Te puede interesar