Atlántico

ELENA ESPINOSA, CANDIDATA NÚMERO 3 DEL PSOE EN VIGO

“Es un proyecto muy ilusionante y creo que Vigo se merece que trabajemos por ella”

Elena Espinosa (Ourense, 1960) vuelve a la política activa ocupando el número tres de la candidatura de Abel Caballero, que lleva en el dos a Carmela Silva. Espinosa y Caballero se conocen desde principios de los 80 y tienen mucho en común, los dos han sido presidentes del Puerto y los dos ministros, él con Felipe González y ella con Rodríguez Zapatero.

Elena Espinosa vuelve a la política activa con mucha ilusión.
Elena Espinosa vuelve a la política activa con mucha ilusión.
“Es un proyecto muy ilusionante y creo que Vigo se merece que trabajemos por ella”

Tras un tiempo sin estar en primera línea ¿tenía ganas de volver?
Vuelvo con muchísima ilusión porque creo que el proyecto de Vigo que encabeza Abel Caballero merece la pena. Es un proyecto muy ilusionante, con mucha fuerza y los que podemos tenemos que aportar nuestro granito de arena.


¿Lo compatibilizará con la empresa?
No, en absoluto. Creo que es bastante difícil compatibilizar cuando quieres dedicarte al cien por cien a cada una de las actividades. Entonces opté por dejar la empresa, ya lo he comunicado, ya he causado baja en los consejos de administración.

¿Le da pena dejar el mundo naval y de la empresa?
Cuando una empieza una nueva etapa siempre es un sentimiento contradictorio. Por una parte es alegría de empezar un proyecto nuevo e ilusionante y por otra dejar atrás un proyecto que es muy bonito, que forma parte de nuestro entramado industrial. El grupo en el que estaba (Rodman) lleva más de cuarenta años pero también es cierto que nadie es imprescindible.

Abel Caballero y usted se conocen desde hace muchos años pero ¿cómo se lo propuso?
Al alcalde Abel Caballero lo conozco desde el año 1980, en el curso 80-81 y 81-82 fue mi profesor. Fue también mi director de la tesina y siempre hemos mantenido una relación de amistad. Y ¿cómo me lo pidió? Pues de una forma muy sencilla, como es él, diciéndome si quería formar parte de su equipo y no dudé ni medio segundo.

¿Es de las que dice siempre que sí?
Bueno no a todo. Digo que sí a los proyectos en los que creo y digo que sí a las personas en las que confío. En otros casos o me abstengo o digo que no, soy muy sincera.
Llega con un bagaje en política, ha sido presidenta del Puerto y ministra en dos ocasiones ¿qué diferencia hay entre política local y nacional?
La política local tiene mucha más cercanía, por tanto creo que tiene un plus que no tiene una política autonómica o nacional, porque estás muy cerca de los problemas pero también estás muy cerca de poder aportar soluciones. Es un aspecto que desconozco pero creo que puedo aportar mi experiencia de la época de política nacional, donde intenté siempre que el diálogo con las empresas y con los sectores con los que tenía competencia estuviera por encima de todo.

¿Llevar una exministra en lista es un plus?
La lista creo que es espectacular. Si hacemos una revisión de las listas a municipales de España no nos encontramos una lista donde concurran dos exministros, una exconselleira, un jefe de gabinete de un presidente autonómico y portavoz en el Parlamento de Galicia y el resto de compañeros, que no quiero olvidarme de ellos. Creo que es una lista muy buena pero es que creo que Vigo se merece que trabajemos por ella. 

¿Cómo ha visto estos años de gobierno de Caballero y cómo es el proyecto que le ha ilusionado?
Vigo pasó de una ciudad en blanco y negro a una ciudad en color. Antes era una ciudad triste, la definiría como una ciudad dormitorio, donde la gente pensaba única y exclusivamente en su trabajo y de pronto, desde que Abel Caballero llegó a la alcaldía, Vigo se convirtió en una ciudad amable, en una ciudad en la que se puede vivir, en la que la gente disfruta y es algo más. 

¿Qué área le gustaría para trabajar?
No lo he pensado y estoy a disposición del alcalde para lo que crea que mejor encajo y en lo que más pueda aportar a esta ciudad.
El alcalde comentaba hace unos días que ya había empezado a trabajar por la ciudad y que estaba en una reunión de transportes ¿pueden ir por ahí el futuro?
No lo sé ni le he preguntado. Cuando le dije que sí, le dije que si sirvo para aportar algo y sirvo para tu equipo, adelante. La reunión en la que estuve no es ningún secreto de Estado, fue una reunión con Renfe en la que se estuvieron viendo temas de Vigo que pronto serán realidad.

El alcalde también avanzó que habrá una gran área dedicada a las empresas y que habrá alguien muy potente al frente. A lo mejor ya había pensado en Elena Espinosa.
No lo sé. Cuando uno cree en un proyecto y puede aportar algo lo importante no es qué área va a llevar o que responsabilidades va a tener, sino al contrario, pensar qué puedo aportar yo a este proyecto y en qué puedo enriquecerlo. Sin querer presumir, creo que tengo una experiencia. Desde la Zona de Urgente Redindustrialización hace muchísimos años, que fue una etapa muy dura de esta ciudad, pasando por el área sanitaria donde estuve al salir de la Autoridad Portuaria, mi experiencia en la administración central y el conocimiento de una parte importante del gabinete del presidente Pedro Sánchez o mi conocimiento de las relaciones con Bruselas encajan en muchas áreas. Por lo tanto abierta a lo que el alcalde quiera para aportar todo lo que pueda.

Los dos han sido presidentes de la Autoridad Portuaria.
El puerto es un elemento muy importante en la ciudad. En mi época pasaba por el puerto el 48% del PIB de la comarca. Es cierto que muchas veces la gente piensa que el puerto atrae industrias, no es exactamente así. Por el puerto se mueve la mercancía que generan las industrias. Pero también es cierto que hay determinadas industrias que no se desarrollarían si no tienen unas infraestructuras adecuadas y el puerto para el movimiento mercancías.

Además es una experta naval y de pesca.
Algo de la pesca me conozco y algo del naval también. He tenido mucha suerte en mi vida porque he tenido la oportunidad de estar en la empresa pública, de estar ocupando puestos de máxima responsabilidad en este país y eso hace que tengas un conocimiento importante de muchas áreas. También de la industria agroalimentaria que es la primera industria de nuestro país. Todo esto es ahora lo que tengo que poner al servicio de esta ciudad.

¿Es importante pasar por la empresa privada para gestionar lo público?
No es imprescindible pero enriquece.

¿Qué es lo más urgente que necesita Vigo?
Continuar con esa quinta velocidad en la que está metida el ayuntamiento con proyectos muy diversos, proyectos que van desde las infraestructuras al apoyo social, a la infancia, a los mayores … Creo que el proyecto está hecho y ahora hay que desarrollarlo y ampliarlo y, por supuesto, ir complementándolo con temas que surgirán en el día a día y muchas veces a demanda de la ciudadanía o del propio sector industrial o de servicios.

¿La política es un gusanillo que es difícil sacarse?
La política si te gusta y la vives llega a formar un todo de tu forma de ser, de tu forma de actuar, de tu forma de comportarte pero yo tampoco digo que no puedas vivir sin la política, puedes vivir perfectamente sin ella.