Vigo

“Es un modelo que vino para quedarse y complementario”

Vigo

DULCINEA AGUÍN Presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga)

“Es un modelo que vino para quedarse y complementario”

Dulcinea Aguín es la presidenta de Aviturga.
photo_cameraDulcinea Aguín es la presidenta de Aviturga.
Dulcinea Aguín es de Sanxenxo, el municipio con más viviendas de uso turístico de Galicia, y preside la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), que nació  hace cuatro años.

"Vimos la necesidad porque es un modelo alojativo instaurado en Galicia desde hace años, pero antes se regía por la ley de arrendamientos urbanos y ahora las competencias pasaron a las comunidades autónomas. Como propietarios deberíamos estar organizados", explica. Con la pandemia algunas cosas están cambiando.

¿Ha habido un boom de las viviendas de uso turístico desde que la Xunta las reguló?
No lo comparto porque una buena parte, sobre todo en la zona de costa, ya se estaban alquilando de esta forma. Ahora sí tienes un número de registro pero buena parte ya existían, aunque otras se incorporaron. La ventaja del decreto es que te permite conocer el número de viviendas que hay. Y además todos los propietarios tienen que cumplir una serie de normas. 

Quizá entonces la pregunta debería ser que en municipios de turismo costero como Sanxenxo ya había muchas pero ¿en las grandes ciudades, como Vigo, está creciendo?
Este modelo está presente en más de 260 ayuntamientos de Galicia. La diferencia es que antes era impensable que la gente visitara una zona distinta que no fuese costa, pero ahora cualquier sitio de Galicia es atractivo para pasar unos días de vacaciones y esta figura alojativa permite que, también en esos lugares donde no había ni un hotel, ni un hostal, los visitantes se puedan alojar y que genere un impacto económico. Esta es una figura alojativa que es complementaria y no es excluyente. La gente alquila viviendas porque se siente como en su propia casa. En el caso de Vigo, no es que no hubiese, sino que han ido cambiando. Muchos asociados me dicen que Vigo en el mes de diciembre es como si fuera agosto. Es un modelo que vino para quedarse y la gente lo demanda. 

¿Cómo va a impactar el coronavirus en la vivienda de uso turístico este verano?
Los últimos años las estancias eran de cuatro o cinco días. Era impensable lo de 15 días porque la gente quería recorrer Galicia. Este año, ante la situación, Galicia se está revelando como el destino ideal y la gente demanda viviendas.  Estamos hablando ya de diez y quince días y preguntan incluso por 30. Hay necesidad de desconexión y lo que vemos es que buscan estar en un sitio más tiempo y no moverse de un lugar para otro. Hay mucho interés en agosto pero limitado a la posibilidad de movilidad geográfica. Al margen de que todo esto es duro para todos, Galicia es el destino ideal porque está poco masificado y tiene diversidad. Creo que es una oportunidad.

¿Tienen ya reservas para el verano?
Tenemos las que se hicieron desde enero y no se cancelaron y en este mes ya se han hecho reservas para agosto. De julio hay mucho por concretar mientras la gente no sepa si pueden moverse, porque tenemos muchos clientes de Madrid, Castilla y León, Asturias y País Vasco. 

¿Qué futuro augura a las viviendas de uso turístico?
Es un modelo que vino para quedarse porque te permite desestacionalizar. En zonas muy concretas turísticas cuando pasaba septiembre era difícil mantener alojamientos abiertos, pero estas viviendas te permiten viajar en cualquier época del año. Somos una figura fundamental para desestacionalizar el turismo. 

¿Ha habido casos de viviendas de uso turístico que hayan migrado a alquileres tradicionales?
No hemos percibido en nuestros asociados cambios de sector porque las viviendas turísticas tienen unas características y están equipadas y acondicionadas de forma que no tienen nada que ver con otro tipo de alojamiento. Además hemos dado otro paso en Aviturga creando una central de reservas propia, Vitgal, un canal de comercialización propio sin depender de monopolios internacionales.

¿A qué atribuye el primer rechazo que se ha visto a este tipo de viviendas?
Lo que vimos desde el principio era una falta de información por parte de los administradores de fincas y los propietarios de los edificios. Nadie puede condicionar mi derecho a la propiedad, que ejerza mi actividad y que pueda alquilar una vivienda a turistas, que por su puesto que tienen que respetar las normas de la comunidad. Es un debate superado.

¿Cuál es el perfil de un propietario de vivienda de uso turístico en Galicia?
Aviturga está formada por propietarios, tenemos algún pequeño gestor con un número pequeño de viviendas, pero el perfil es el propietario que tiene una o dos viviendas porque la ha heredado o han hecho una inversión. Son familias que tienen estos ingresos como complemento de la economía familiar, para pagar residencias de mayores y estudios universitarios de los hijos. No tenemos nada que ver con otras zonas de España. 

Comentarios