Atlántico

VIGO

Las enfermeras ven ‘esclavitud’ en el contrato de continuidad

Un colectivo vigués de eventuales y tres sindicatos convocan una protesta  el 16 de septiembre ante la sede viguesa del Sergas
Representantes del colectivo de eventuales, de la CIG, CCOO y Prosagap, ayer en el Cunqueiro.
Representantes del colectivo de eventuales, de la CIG, CCOO y Prosagap, ayer en el Cunqueiro.
Las enfermeras ven ‘esclavitud’ en el contrato de continuidad
nnnEl colectivo vigués Enfermeiras sen cadeas, con apoyo de los sindicatos CIG, Prosagap y CCOO, criticó ayer las "condiciones de esclavitud" del contrato de continuidad que les ofrece el Sergas y anunció una concentración de protesta para el próximo 16 de septiembre, ante la dirección provincial de Sanidade, en García Barbón.
Aseguran que lejos de aportar estabilidad, el contrato que entrará en vigor en septiembre y es  voluntario, "precariza aún más" las condiciones de las enfermeras eventuales. Una de las portavoces, Silvia Rouco, dijo que la temporalidad afecta a un 40% de las enfermeras en atención especializada y a un 28% en Primaria mientras el Sergas habla del 80% de estabilidad. Asimismo, explicó que el contrato de continuidad supone una constante movilidad de las profesionales (que pueden trabajar "en dos o más centros"), pasar a tener 48 horas de trabajo a la semana y un 40% de su horario mensual sin fijar previamente, para que sea decidido de forma "discrecional" por la EOXI según las necesidades.
Silvia Rouco trabajó 18 años en el Sergas, en los que ha firmado casi 200 contratos de los que "solo tres tuvieron una duración superior a tres meses", 89 de los contratos fueron de menos de 15 días, y solo tiene cotizados 11 años a la Seguridad Social. "No hay horarios, vives pendiente del teléfono, si rechazas un contrato te sancionan, no tenemos derecho a carrera profesional. Yo lo que quiero es estabilidad y no una montaña rusa". Recordaron que hay 12.000 enfermeras en las listas de contratación y piden más plazas fijas. Del nuevo contrato temporal saldrán 100 plazas, 26 de ellas para el área de Vigo.
El Sergas dijo que este contrato fue aceptado por Satse, UGT, CSIF y Cesm-Omega y que ofrece mayor estabilidad porque dura de 1 a 3 años. Creen que favorece la conciliación laboral y la continuidad de cuidados del paciente. Explican que el 80% de su programación está definida, que tienen los mismos descansos que el personal fijo. Además, recordaron que Galicia pidió la eliminación de la tasa de reposición y que entre 2013 y 2019 ofrecieron 1.519 plazas en oposiciones y hasta 2021 habrá como mínimo 130 plazas más. Por último, apuntan que 30 médicos se acogieron a este contrato temporal.n