Unos indigentes hacían la comida en una hoguera y el humo alertó a los vecinos

El enésimo incendio en el asilo del Barrio del Cura

Los bomberos entraron por una de las ventanas del segundo piso del asilo del Barrio del Cura.
Los incendios en el interior del antiguo asilo del Barrio del Cura continúan a repetirse. El último caso tenía lugar poco antes de las tres de la tarde de ayer cuando los bomberos eran alertados por un vecino de la zona de que salía humo de una de las ventanas del segundo piso de la construcción. Inmediatamente se trasladó al lugar una dotación de los bomberos del parque de Balaídos así como patrullas de la Policía Local.
Los bomberos accedieron al interior del edificio con la ayuda de la escalera mecánica del vehículo antiincendios, encontrándose en el interior del asilo a varias personas, posiblemente indigentes, que se encontraban alrededor de una hoguera en la que se disponían a hacer la comida. El fuego fue inmediatamente apagado ante el peligro que suponía que una chispa o unas brasas mal apagadas originasen un incendio de consecuencias insospechadas ante la gran cantidad de basura, ropa vieja, maderas, bolsas y desperdicios que se acumulan en el interior del asilo.
En el mes de octubre un fuego cuyas causas están por determinar obligaba a desalojar una guardería infantil en la calle Santa Marta. En aquella ocasión el incendio afectó a en los bajos de la estructura de hormigón que adquirió la empresa de Valery Karpin para su derribo e inclusión en el programa urbanístico Barrio do Cura. En este esqueleto urbanístico se refugiaban unas doce personas que vivían en habitáculos construidos con plásticos, maderas y otros elementos altamente inflamables.

Un polvorín en el centro de la ciudad

Los incendios en el interior del antiguo asilo de Pi y Margall y en las casas deshabitadas del Barrio del Cura se han convertido en algo relativamente frecuente que obliga a la rápida intervención de los bomberos ante la carga de fuego que esconde este edificio convertido en un vertedero de basura en pleno centro de la ciudad. El origen de muchos de estos conatos de incendio está en las hogueras que los indigentes que residen en el asilo hacen para poder hacer su comida y para calentarse, por lo que en los meses de invierno las intervenciones de los bomberos en este barrio se repiten con excesiva frecuencia. El ámbito Barrio do Cura está paralizado por Patrimonio de la Xunta tras la decisión de Urbanismo de Vigo de no conceder licencia de demolición y trasladar todo el expediente a los técnicos de la Consellería de Cultura.

Te puede interesar