Vigo

Encarcelan a un sexagenario por presuntos abusos a niños

Vigo

Vigo

Encarcelan a un sexagenario por presuntos abusos a niños

El furgón policial trasladó hace diez días al juzgado al detenido.
photo_cameraEl furgón policial trasladó hace diez días al juzgado al detenido.
Entre las víctimas descubiertas por la Policía se encuentran  su nieta, su hija y su hijastro
Un vigués de 66 años ingresó en prisión provisional por orden del juzgado después de haber sido detenido por la Policía el pasado 19 de junio como presunto autor de abusos sexuales a menores  durante años, entre ellos a miembros de su propia familia.  La Policía habría identificado al menos cinco supuestas víctimas.
La trayectoria de este presunto depredador sexual se truncó después de que alguien de su entorno decidiera denunciar los hechos ante Comisaría. Según informaron fuentes policiales, el denunciante aseguró que la hija del sexagenario, residente en EEUU, quería contactar con los agentes para relatar los abusos. De esta forma, a través de la Embajada de España en Washington, policías vigueses localizaron a la víctima. En su declaración, denunció que su padre había sometida a su hija, menor de edad, a diversos tocamientos en 2014, cuando ambas residían en Vigo. Añadió que aprovechaba los fines de semana en los que cuidaba de ella para cometer los hechos, los mismos que había cometido con ella años atrás.
A raíz de este testimonio, los investigadores contactaron también con un hijastro del denunciado quien realizó un relato similar. Cuando era menor, habría sido sometido a abusos sexuales por parte de su padre, algo que nunca contó a su madre por temor.
Las pesquisas lograron determinar que había otras víctimas de años previos fuera del ámbito familiar. Una de ellas, informaron las mismas fuentes, manifestó que el presunto autor, que era vecinos había intentado que le enseñase algunas partes de su cuerpo a cambio de chocolatinas o regalos cuando ella era todavía menor de edad. 
Este hecho no parece aislado, puesto que se descubrió que este individuo había sido ya denunciado en 2014 por una chica que aseguró haber sido sometida a tocamientos cuando le hizo ir a su casa, aprovechando la relación de confianza que mantenía con sus padres. Si bien el caso no prosperó ya que el hombre carece de antecedentes. La Policía asegura que todos los casos denunciados coinciden en que el autor se aprovechaba de la situación de parentesco o confianza para cometer los delitos, utilizando siempre como escenario su propio domicilio, sabiendo que “ese entorno podría proporcionarle privacidad y seguridad para conseguir sus objetivos sexuales” y asegurándose después de que los menores no lo contaran.
Finalizada la investigación, el pasado 19 de junio, el hombre fue detenido y tras prestar declaración en Comisaría fue trasladado al juzgado que tenía conocimiento de la causa y que decretó su ingreso en prisión provisional investigado por presuntos abusos sexuales a menores, confirmaron las mismas fuentes.

Más en Vigo
Comentarios