Vigo

“Elegí Neumología del Cunqueiro porque es un servicio puntero y por el ambiente de trabajo”

Vigo

FERNANDO VARGAS URSÚA MIR con el puesto 93 que eligió el Cunqueiro para formarse

“Elegí Neumología del Cunqueiro porque es un servicio puntero y por el ambiente de trabajo”

Fernando Vargas se formará en el Cunqueiro como neumólogo.
photo_cameraFernando Vargas se formará en el Cunqueiro como neumólogo.
Fernando Vargas (Ferrol, 24 de agosto de 1995) obtuvo una de las mejores notas del examen MIR en el que participaron este año  16.176 estudiantes de Medicina. Vargas quedó en el puesto 93 y eligió el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde se formará como neumólogo.  Durante la pandemia trabajó en las Urgencias del Hospital de Ávila.
 

n n n Los residentes que eligieron plaza en el Cunqueiro se incorporan entre los días 21 y 25 de septiembre. Fernando Vargas nació en Ferrol, pero vive en Santiago.

¿Siempre sacó buenas notas? ¿Cuándo decidió ser médico?
Mi abuelo estudiaba conmigo y era muy exigente, en Primaria me decía que el vecino había sacado Progresa Notablemente y yo Progresa Adecuadamente. Me empecé a esforzar a partir de 3º de la ESO, gracias a dos profesores del colegio La Salle. La profesora de Biología (Anna) me metió el gusanillo y desde entonces me di cuenta que debía esforzarme para entrar, se lo agradecí. También me influyó otro profesor, Xoán, que nos inculcaba el pensamiento crítico y vio que yo podía valer. Años después me invitó a dar charlas para combatir las pseudociencias en el colegio. Mi madre es médico y se dedica a temas de Preventiva y de Salud Pública, pero eso no me gustaba, fue en el colegio donde descubrí mi vocación.

¿Por qué eligió Neumología?
La verdad es que durante la carrera me pasó de puntillas. Se da en 3ª y es un curso con materias muy grandes Durante el MIR me empezó a gustar mucho. Es una rama de la Medicina Interna, que siempre me gustó, y tiene muchos ámbitos: la parte de infecciosas, de autoinmunes, enfermedades intersticiales, enfermedades por inhalación de polvo, ventilación mecánica con el paciente más crítico, y tiene mucho de intervencionismo con las broncoscopias y técnicas pleurales. Le pedí a dos profesores de la carrera si podía rotar en Neumología de Santiago y me encantó.

¿Por qué eligió Vigo?
Hablé con muchos doctores y residentes de Galicia y de fuera, Madrid, Valencia, Barcelona, Castilla y León, Cantabria, y visité muchos servicios. En Galicia hay muy buen nivel de Neumología, en cualquier servicio tanto Lugo, Ourense, A Coruña, Santiago, pero me decanté por Vigo porque me hablaron muy bien del jefe del servicio y de todos los adjuntos, del buen ambiente que hay y de que es un servicio puntero tanto en técnicas intervencionistas como en ventilación. También me gusta la ciudad.

 ¿Cómo ve el Cunqueiro?
Cuando lo visité por primera vez, allá por febrero, me pareció una infraestructura espectacular. La primera vez que fui me perdí porque parece un aeropuerto, es enorme. Se parece  al Hospital de Valdecilla.

¿Esperaba quedar en el puesto 93 en el MIR?
Nadie espera sacar un puesto así. Me fue bien durante la preparación. Lo cierto es que soy ordenado y que intenté cumplir el horario que decían en la academia.

¿Trabajó durante la pandemia?
Sí, me fui a Ávila a trabajar. Un compañero había echado  currículums en muchos sitios de España y lo contrataron en una residencia privada de Valladolid. Después lo llamaron del hospital público de Ávila y nos lo dijo, a Mauro Trincado (número 26 del MIR) y a mí, que llevábamos un mes de confinamiento sin hacer nada y también estábamos buscando. Trabajamos tres meses en Urgencias. Fuimos el 10 de abril y nos alojamos en una residencia gratuita para sanitarios. Nos trataron fenomenal, estamos muy agradecidos por la experiencia y por la oportunidad.

¿Qué supone vivir y formarse como médico con la pandemia?
Hay una doble vertiente. Es apasionante porque estamos viviendo algo que saldrá en los libros de texto, desde 1918 con la gripe española no hubo un evento similar. La parte negativa es que no sabemos hasque que punto se verá afectada la formación, además de la tragedia que es la pandemia y los miles de muertos que ha causado.

¿Está bien valorada la profesión sanitaria por la sociedad y por los políticos?
Por la población creo que sí, la gente en Ávila se portó muy bien con nosotros. Los políticos no es que no tengan reconocimiento, pero nuestras condiciones de trabajo, no tanto en Galicia como en otros sitios más grandes, son pésimas, sobre todo por las guardias y porque los sueldos no dan para vivir en lugares como Madrid. Allí y en Valencia hay una huelga de residentes para mejorar las condiciones de trabajo. También creo que los hospitales no deberían ser residente-dependientes, deberían funcionar bien sin ellos pero no es así.n
 

Comentarios