La Universidad rechaza verse envuelta en polémicas y su preocupación son los alumnos

La edil de Educación plantó a la directora de la UNED

El aula de la UNED en Vigo estará situado en la antigua casa rectoral del Casco Vello. (Foto: ARCHIVO)
Cuando se le pregunta al alcalde de Vigo, Abel Caballero, por el retraso en la apertura del aula de la UNED contesta siempre con críticas al presidente de la Diputación y del patronato de este organismo, Rafael Louzán, a quien acusa de poner 'zancadillas' y ayer añadió que la directora del centro asociado de Pontevedra, Beatriz Rodríguez, había 'impuesto nuevos requisitos para su apertura'.
Caballero se refería a una visita realizada el jueves por la directora al edificio que acogerá el aula de Vigo, en la que debía estar acompañada por la concejala de Educación, Raquel Díaz, quien al final le dio plantón y la dejó con un técnico municipal.

La versión de la UNED es radicalmente distinta. En primer lugar, niega que haya nuevos requisitos porque son los mismos que se plantearon hace dos años al Concello de Vigo y, en segundo lugar, porque esas necesidades son imprescindibles como la existencia de cuatro aulas (ahora no las hay) para albergar las tutorías de las distintas materias de forma simultánea.

Es también muy llamativa la forma en que el Concello de Vigo dio la espalda a la directora de la UNED, a juzgar por un escrito que ella misma envió el 15 de noviembre y con entrada en el Registro municipal el pasado día 19. La directora decidió registrar oficialmente su petición de entrevista después de 'reiterados intentos, por correo electrónico y por teléfono' de concertar una cita, y ofreció hasta diez días disponibles en su agenda para desplazarse a Vigo este mismo mes.

En esa carta indicaba que el 7 de noviembre recibió el convenio del aula firmado por el alcalde y que en anteriores reuniones ya había explicado la necesidad de volver a comprobar que los locales cedidos por el Obispado en el Casco Vello 'estén debidamente acondicionados , ya que han pasado casi dos años desde la visita por parte de la UNED (se realizó el 13 de diciembre de 2010) y se habían reclamado cambios significativos.

Por otro lado, indicó al Concello que las tutorías del curso comenzaron el 15 de octubre y que este asunto no se podía posponer más porque está ocasionando 'un gran malestar a los estudiantes que se sienten engañados'. Por último, advertía que sin esta visita tendría que comunicárselo a la junta rectora del patronato que se reúne a primeros de diciembre y tomar decisiones como la posible denuncia del convenio para la creación del aula por incumplir las cláusulas.

Te puede interesar