Atlántico

VIGO

Los edificios de Barrio do Cura no podrán superar el mirador

La junta de gobierno inicia la modificación del Plan de 1993 para adecuarlo al proyecto

El asilo, en proceso de demolición, en el centro del Barrio do Cura.
El asilo, en proceso de demolición, en el centro del Barrio do Cura.
Los edificios de Barrio do Cura no podrán superar el mirador

nnn La junta de gobierno aprobó inicialmente la modificación puntual do Plan General en vigor (de 1993) para la reordenación del ámbito Barrio do Cura, lo que supone iniciar un proceso que debería culminar este mismo año con el visto bueno provisional en el Concello y el definitivo por parte de la Xunta. A continuación se podrá iniciar la construcción de edificios, con unas 300 a 400 viviendas, todas ellas por debajo del mirador del Paseo de Alfonso. 
El objeto es adecuar  el proyecto que ahora promueve la firma Barrio do Cura Desarrollo, SLU (del grupo Gestilar) a la ordenación anterior diseñada en el Plan Especial de Reforma interior del ámbito “APR- A-4-01 Barrio Cura”. Dicha ordenación fue anulada por los tribunales, al igual que el PGOM de Vigo de 2008. Aunque ya se han iniciado los derribos de los edificios, todavía falta vía libre urbanística para el desarrollo del ámbito, y eso exige actuar sobre los instrumentos urbanísticos actualmente vigentes: PGOM 93 y PEPRI Casco Vello. Según señala Urbanismo, la modificación puntual del Plan 93 tiene la finalidad de incorporar las determinaciones urbanísticas necesarias para la recuperación de la ordenación prevista en el PERI (Plan) del Barrio do Cura.
Esto supone la asunción de los criterios adoptados en el PERI respecto de la integración paisajística, que constituye uno de los ejes esenciales de la ordenación propuesta. Los volúmenes edificados se ordenan de modo que quede garantizada la conservación de las vistas desde el Paseo de Alfonso XII, al que se le da continuidad en los nuevos espacios públicos que se pretende prolonguen el carácter de paseo- estancia-mirador sobre la Ría.
 A tal efecto, y es un hecho clave en el desarrollo, la altura máxima de las edificaciones situadas en las zonas bajas del ámbito no superarán la cota del Paseo de Alfonso XII (cota 40,50) para así garantizar la no interferencia sobre las vistas desde el mirador ni desde la nueva plaza que se ampliará sobre la actual, procurando, ademas, el tratamiento de la cubierta de dichas edificaciones como una quinta fachada.
Urbanismo, en su informe sobre la modificación puntual del Plan General, señala que dicho trámite tiene los siguientes objetivos que justifican el interes público. En primer lugar, completar la trama urbana rematando las partes inacabadas del tejido creado en los años 60, procurando una integración armónica con la estructura de la ciudad histórica que garantice el respeto de sus valores paisajistícos. En este sentido se incluye resolver la articulación y conexión del Casco Vello con Torrecedeira a través de Pobladores. Además, permite la mejora de la comunicación y la movilidad transversal de esta parte de la ciudad y sobre todo entre el eje Paseo de Alfonso XII-Pi y Margall y las zonas mas bajas. Por último, destaca la conexión peatonal entre el Paseo de Alfonso y Berbés así como entre las calles Santa Marta y Pobladores facilitando la movilidad vertical con ayuda de medios mecánicos. n