Atlántico

VIGO

24 comerciantes condenados a penas mínimas en el juicio de A Pedra

La jueza absolvió a 14 personas y el resto serán citados para una vista este viernes
La sala del juzgado esta mañana // Vicente
La sala del juzgado esta mañana // Vicente
24 comerciantes condenados a penas mínimas en el juicio de A Pedra

El periplo judicial por la última redada de A Piedra -realizada en enero de 2014- vivió hoy  uno de sus episodios finales con la celebración del juicio que sentó en el banquillo a buena parte del casi medio centenar de acusados. En total hubo 24 comerciantes condenados a penas mínimas tras firmar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y 14 absoluciones. El resto de procesados, los de mayor cuantía requisadas en prendas falsificadas en este mercado vigués, acudirán de nuevo a la sala este viernes. 

La jornada comenzó con 12 comerciantes absueltos tras la retirada de las acusaciones por parte del Ministerio Fiscal -tanto por el delito contra la propiedad industrial como por las faltas- y el acuerdo de conformidad de dos acusadas por faltas al aceptar una multa de 120 euros con responsabilidad civil de 249 euros para la primera y 318 la segunda. 

La jueza de la sala de Penal 1, donde se celebró el juicio, ordenó un receso de 30 minutos para que las marcas personadas y el fiscal estipulen un nuevo precio por prenda falsificada -en un primer momento se valor por 20 euros cada una- y presentar un acuerdo de conformidad a los letrados de la defensa para los otros 35 acusados que todavía quedaban pendientes por sentarse en el banquillo. Tras la pausa se realizaron el grueso de las condenas por conformidad: 19 con multas de 480 euros y la responsabilidad civil correspondiente; dos de siete meses de prisión además de multa de 1.440 euros y la responsabilidad civil; y por último, la condena a una comerciante a seis meses de cárcel, con 1.440 euros de multa y el pago de la responsabilidad civil a las marcas afectadas. Este macrojuicio continua el viernes a partir de las 11 horas en la sala de Penal número 1, a la espera de que se encuentra una propuesta que satisfaga a todas las partes y evitar un nuevo juicio.

La Fiscalía solicitaba para la mayoría penas que oscilan entre los 4 meses y los dos años y medio de cárcel por presunta venta de mercancía falsificada. Para algunos solo se pedían condenas de multas o localización permanente. Esta operación tuvo como resultado a cerca de 80 personas investigadas, de las cuales 49 fueron procesadas. La mayoría de las causas de operaciones anteriores fueron dirimidas en su día a través de acuerdos de conformidad.
En enero de 2014 tuvo lugar esta redada, en la que las fuerzas de seguridad intervinieron cerca de 20.000 prendas de ropa falsificadas, tabaco y otros enseres, dando lugar al cierre cautelar del popular Mercado de A Pedra en un primer momento. La "Operación Cuarzo" no fue la más importante –hubo otras redadas previas a 2014–, pero sí fue determinante para poner fin a la actividad comercial del mercado.