VIGO

Las discotecas esperan menos fiestas ilegales este fin de año

La Asociación asegura que la crisis sigue haciendo mella en el sector con más de la mitad de los locales cerrados desde 2005

Las clases de bailes completan la oferta de la discoteca Olimpo.
Las clases de bailes completan la oferta de la discoteca Olimpo.
Las discotecas esperan menos fiestas ilegales este fin de año

 “La crisis afecta también a los ilegales”. Así explican desde la Asociación de Empresarios de Salas de Fiesta y Discotecas las previsiones que indican un menor número de fiestas sin licencias para este fin de año. Este descenso también lo achacan a la mayor concienciación de la ciudadanía y la presión del sector.
“Es muy importante que desde las administraciones apoyen a los locales que generan trabajo y riqueza todos los días del año y no faciliten espacios públicos para celebraciones puntuales”, afirmó Samuel Pousada, presidente de la Asociación, que ya están elaborando la campaña contra las fiestas ilegales : “Supone una amenaza en seguridad porque los locales adaptados para esa noche no reúnen las condiciones necesarias”. Pousada asegura que el sector aún no ve la salida de la crisis. “Desde 2005 en toda la provincia cerraron entre el 50 y el 60% de los locales de ocio nocturno, unos datos comunes a la ciudad de Vigo”. Entre las causas de esta situación, la asociación señala “poca sensibilidad mostrada por las Administraciones” con normativas como la ley contra el tabaco o la de prevención del consumo de alcohol en menores: “Este tipo de medidas vacían los establecimientos y favorecen la celebración de botellón porque no dejan fumar en los locales, ni les permiten beber ni una cerveza y en muchos casos ni siquiera pueden entrar sin la compañía de un adulto”, indica Samuel, para quien cada día resulta más complicado llenar los aforos.
Esta coyuntura favoreció el cierre de las grandes discotecas en el centro de la ciudad, variando el mapa de ocio urbano. “Hay pocos casos que decidan trasladar sus negocios al extrarradio, pero sí hay los que apuestan por abrir nuevos locales en las afueras ya que pueden ofrecer mejores servicios como aparcamiento y desaparece el problema con los vecinos”, reconoce Pousada.n