La Ordenanza de Seguridad fija 30 kilómetros en tramos urbanos y 90 en carreteras

La Diputación aprueba límites de velocidad en sus 385 viales

El acuerdo se tomó por unanimidad ayer en el pleno de la Diputación, en la foto.
El pleno de la Diputación de Pontevedra aprobó este viernes por unanimidad la puesta en marcha de la nueva perrera provincial y una ordenanza de seguridad viaria pionera en España que afectará a todas sus carreteras, entre ellas algunas del municipio de Vigo como la que va desde Samil hasta O Vao.

En concreto, la Ordenanza de Seguridad Viaria, según se ha puesto de manifiesto en el pleno provincial, será de aplicación en las 385 carreteras de la su titularidad, que abarcan un total de 2.000 kilómetros de vías.

Se trata de una ordenanza pionera en España y que busca reducir la siniestralidad en una de las provincias con un mayor índice de accidentes del país. En este sentido, la nueva ordenanza atiende a la especificidad de las vías provinciales y fija límites de velocidad y dispositivos de calmado de tráfico no de forma general, sino atendiendo a las condiciones específicas de cada vía. En el caso concreto de la velocidad, la Diputación establecerá unos límites específicos de velocidad que van desde los 90 kilómetros por hora en las carreteras de mayor capacidad, a los 30 en tramos urbanos. Por su parte, los badenes se instalarán en aquellos tramos de carreteras que tengan consideración de vía urbana o travesía y cumpliendo con las características establecidas por Fomento. El proyecto de Ordenanza fue informado por la DGT, que felicitó a la Diputación por su iniciativa, destacando la sencillez, claridad y compatibilidad con la normativa estatal. También la Xunta informó favorablemente.

Te puede interesar