El edificio promovido por la Sociedad Cooperativa Galega Veciñal Eduardo Chao III fue inaugurado ayer, domingo, tras un largo proceso burocrático y de construcción. Con él el polígono recibirá 192 familias más.

Diez años esperando un piso en Navia

Algunos de los cooperativistas, que están pendientes de escriturar sus pisos para pasar a ocupar sus viviendas.
El nuevo polígono residencial de Navia, la mayor actuación en Vigo de viviendas de protección autonómica, verá aumentado en breve su número de vecinos con la incorporación de 192 familias nuevas al barrio.
El nuevo polígono residencial de Navia, la mayor actuación en Vigo de viviendas de protección autonómica, verá aumentado en breve su número de vecinos con la incorporación de 192 familias nuevas al barrio. Se trata de los miembros de la cooperativa promovida por la Federación de Veciños Eduardo Chao que ayer, domingo, inauguraron el edificio en el que se encuentran sus futuras viviendas, en la calle Teixugueiras. El acto contó con la presencia del alcalde de la ciudad, Abel Caballero; la delegada de la Xunta en Vigo, Lucía Molares; numerosos miembros de la corporación, incluido el teniente de alcalde Santiago Domínguez, representantes del movimiento vecinal y los propios cooperativistas. Todos ellos destacaron el valor de esta construcción como modelo de gestión frente a la ‘especulación’ que ha dominado el sector inmobiliario.

ESCRITURAS

Con la conclusión de esta obra culmina un proyecto que se inició hace casi diez años, en el año 2000, y que no ha estado exento de dificultades; la última, el momento de escriturar los pisos, que deberá realizarse en estas últimas dos semanas, ya que una demora en la suscripción de los créditos con la entidad Novacaixagalicia podría dejar a los propietarios fuera de las deducciones hasta ahora aplicables en la Declaración de la Renta por adquisición de vivienda nueva. ‘Esperemos que se cumplan las promesas del alcalde, que se ha prestado a ayudarnos para que no haya retrasos. Es lo que más nos preocupa ahora. Por lo demás, los pisos están bien, a falta de algunos pequeños detalles que estamos detectando al estar finalizados y que se están subsanando sin problemas’, destacaba al término del acto de inauguración Beatriz Macho, vecina de Coia y una de las cooperativistas que ocupará uno de los pisos junto a su marido. Las viviendas son de tres y dos habitaciones y su coste final oscila entre los 110.000 y los 132.000 euros. ‘Al final las cuentas nos salen redondas, porque contamos con la ventaja de que hipotecamos sólo los pisos, por lo que la venta de los bajos y áreas comerciales repercutirá en la cooperativa y reducirá los costes de la construcción’, señaló Francisco Soutullo, propietario y presidente de la Cooperativa Veciñal Eduardo Chao II. El edificio comenzó a construirse en 2007, un año después de que les fuese adjudicado el terreno de protección autonómica, y sufrió diversos retrasos debido a dificultades económicas de la constructora y a las huelgas del metal.

La Xunta duplica el número de viviendas que restan construir

La delegada de la Xunta, Lucía Molares, aprovechó para anunciar que en las últimas fases del Plan Parcial de Navia se duplicarán el número de viviendas previstas para las zonas 3B, 4, 5 y 6, pasando de las 700 previstas inicialmente a alrededor de 1.300. También aludió a la polémica sobre el estado de la zona verde del barrio —el alcalde llegó a colocar una valla publicitaria criticando a la Xunta—, cuya paralización achacó a mala situación económica de la empresa adjudicataria, y avanzó que se convocará un nuevo concurso por la vía de urgencia con un presupuesto de licitación de 800.000 euros. Las 192 viviendas de protección autonómica presentadas ayer hay que sumar las 343 construidas por la Xunta en Navia y entregadas hace menos de un mes.

Te puede interesar