Vigo

La devoción pudo con la pandemia en la celebración del Cristo más inusual

Vigo

Cristo de la Victoria

La devoción pudo con la pandemia en la celebración del Cristo más inusual

A la izquierda, la misa solemne del Cristo de la Victoria y, a la derecha, fieles con mascarilla y velas haciendo el recorrido de la procesión, que no se celebró
photo_cameraA la izquierda, la misa solemne del Cristo de la Victoria y, a la derecha, fieles con mascarilla y velas haciendo el recorrido de la procesión, que no se celebró
la  celebración más atípica se saldó sin la tradicional procesión y con gran afluencia de devotos a las misas con aforo limitado en la Concatedral. Centenares de fieles recorrieron con velas, mascarilla y distancia  el itinerario  de la procesión pese a las recomendaciones de no hacerlo.

 Vigo celebró ayer uno de los días del Cristo de la Victoria más atípicos de su historia. A causa de la pandemia del coronavirus, la imagen no recorrió las calles del centro de la ciudad para realizar su tradicional procesión acompañada de miles de fieles.

Esta situación tan inusual solamente se había dado en otras dos ocasiones durante los últimos doscientos años. En 1934 el Cristo no pudo salir por las condiciones meteorológicas, y en 1936 a causa del estallido de la Guerra Civil.

Las festividades religiosas se limitaron a las misas celebradas en la Concatedral, nueve a lo largo de toda la jornada. El aforo del templo se redujo para adaptarse a los tiempos del coronavirus, permitiendo el acceso a un máximo de 80 fieles en cada oficio, con el objetivo de poder mantener la distancia social.

El principal acto de la jornada, la misa solemne, reunió a centenares de fieles junto a la Concatedral, formando largas colas a la entrada para poder acceder al interior del templo en las que por momentos fue complicado mantener las distancias. La misa fue presidida por el obispo de Tui-Vigo Luis Quinteiro Fiuza y contó con la presencia de varias autoridades como el alcalde Abel Caballero.

A pesar de que la multitudinaria procesión del Cristo fue cancelada por el coronavirus, cientos de fieles optaron por realizar su recorrido para mostrar su devoción. La mayor parte de las personas portaron cirios en sus manos y algunas incluso procesionaron descalzas.

Tal y como había pedido Cofradía del Cristo, los fieles realizaron el recorrido con mascarillas, manteniendo las distancias y evitando las aglomeraciones. En la puerta de la Concatedral, varios voluntarios recogieron las velas de aquellas personas que completaban el recorrido de la procesión.

A pesar de lo inusual, fue una jornada muy emotiva para miles de fieles que decidieron no faltar a esta cita. "Este año al Cristo le pedimos que nos de salud a toda la familia", reconoce Manuel, un vigués que acudió a la misa solemne celebrada ayer, como hace todos los años. Para aquellas personas que no pudieron acceder a la Concatedral, o que prefirieron quedarse en casa a causa de la pandemia, las celebraciones del Cristo también se pudieron seguir a través de internet, con retransmisiones en directo de las nueve misas celebradas y también a través de una plataforma digital de Cáritas que permitió seguir el recorrido de la procesión de forma virtual. 

La opinión de los fieles

Manoli.

AD  6

"Yo le tengo mucha fe al Cristo y es muy emocionante venir hoy, Tengo mucho que agradecerle"

Manuel.

AD  5

"Este año es diferente por el estado en el que estamos, pero queda claro que la gente sigue acudiendo"

Edelmiro.

AD  55

"Para Mi ya era algo habitual hacer el recorrido de la procesión por libre, hoy hice lo mismo"

Concepción

AD  4

"Desde que era pequeña siempre he estado aquí haciendo la procesión el día del Cristo de la Victoria"

Una celebración diferente

Puri, Isolina y Elisa.

AD  71

"Este año hay que respetar las normas y celebrarlo como podemos, pero es muy triste. Al Cristo le pedimos que mejore esta situación que vivimos ahora"

Gema, Chus y Cristina.

AD  70

"Es una celebración muy especial, este año la fiesta no tienen nada que ver pero tenemos que adaptarnos a las circunstancias actuales"

Carlos y Alessandra.

AD  72

"Nosotros Venimos cada fin de semana a la Concatedral, aunque hoy sea el día del Cristo, para nosotros esta misa es tan importante como todas las demás"

Jose Luís y Mari Luz.

AD  69

"Venimos todos los años, es una tradición de toda la vida. Este año decidimos hacer igualmente el recorrido de la procesión por nuestra cuenta"

Procesión por cuenta propia

AD  54

A lo largo del día, cientos de fieles decidieron realizar el recorrido de la tradicional procesión del Cristo para mostrar su devoción, aunque oficialmente estuviese cancelada a causa del coronavirus. Aunque la Cofradía había pedido que no se hiciera la procesión, a la entrada de la iglesia los voluntarios recogieron las velas de quienes completaron el recorrido. Para los que prefirieron quedarse en casa, Cáritas también desarrolló una página web que permitía realizar el trayecto de la procesión de manera virtual.

Autoridades en la misa solemne

AD  46

Como ya es habitual, las celebraciones del Cristo de la Victoria reunieron a autoridades religiosas y políticas como el alcalde Abel Caballero.

Colas para la Misa solemne

AD  65

Antes del inicio de la misa solemne se formaron largas colas para entrar en la Concatedral, que limitó su aforo a causa del coronavirus, por lo que solo pudieron acceder al interior del templo 80 personas.

Mascarilla y distancias

AD  64
A lo largo de la jornada se celebraron nueve misas en honor al Cristo de la Victoria, en las que las mascarillas y las distancias de seguridad fueron una constante.