Vigo

La desescalada viguesa, por encima de las expectativas

Vigo

VIGO

La desescalada viguesa, por encima de las expectativas

La hostelería recuperó su actividad en la fase uno, con terrazas al 50% y un éxito rotundo.
photo_cameraLa hostelería recuperó su actividad en la fase uno, con terrazas al 50% y un éxito rotundo.
Han tenido más ventas de las esperadas y confían en la recuperación. Ocio nocturno y discotecas seguirán cerrados en fase 3 

 Durante el confinamiento y el cierre de todo tipo de negocios, el miedo a un regreso sin clientes invadió a la mayoría de autómos de la ciudad. Desde el comercio, hasta la hostelería, pasando por las peluquerías, multitud de sectores llevan ya semanas prestando sus servicios de nuevo a la ciudadanía bajo los requisitos de cada fase de la desescalada, sorprendiendo a los propietarios con mejores resultados de los esperados. 
El pasado 4 de mayo, el inicio de la fase cero marcó el regreso de peluquerías, centros de fisioterapia y establecimientos que atendiesen con cita previa. Después de cuatro semanas, peluqueros como Pedro Prieto destacan que “tras no poder dejar de atender el teléfono en las primeras semanas para pedir citas, ahora la cosa está más calmada pero no nos falta trabajo. En general somos de un sector muy afortunado”. Quien también valora positivamente la respuesta de sus clientes es Laura Carballo, de Fisioterapia Urzaiz, clínica en la que tras regresar a la actividad lentamente en la primera semana, pasaron a cubrir toda su agenda hasta la actualidad: “Los pacientes no fallaron a la vuelta y también hay gente nueva”. 
Ya en la fase dos, la apertura de terrazas al 50% en la hostelería y el comercio sin cita previa protagonizaron el paso a la fase uno el pasado lunes 11 de mayo. “Tenemos colas a diario y trabajamos por encima de lo que nos esperábamos, con mucha venta de calzado infantil”, reconoce Araceli Martínez, de Zapatillería Compostela. En cuanto a la hostelería, solo un 10% de los locales de la ciudad abrieron en esta fase, como fue el caso de la Cafetería Don Gregorio. Su propietario, Francisco Cuña afirma que “los pocos que estábamos abierto funcionamos muy bien, con las terrazas llenas cada día, pero ahora con más aperturas y el buen tiempo hay menos trabajo. También se echa en falta la llegada de turistas que son casi la mitad de nuestra clientela”. 
Finalmente, este lunes Vigo pasaba a la fase dos, con la posibilidad en la hostelería de atender a los clientes en el interior de los locales –con un tercio del aforo–, siendo la fecha elegida por muchos hosteleros para regresar, como el caso de Eusebio Prado, propietario de Nuevo Derby: “La caída en la clientela es inevitable todavía, pero estamos contentos porque nos esperábamos mucho mesos”. También reabrieron los centros comerciales, aunque muchos autónomos como Javier Álvarez, de Ferretería Ferretón admiten que “la gente es más consciente de apoyar al pequeño comercio en estos momentos”. 

El ocio nocturno se queda fuera de la fase tres

Los locales de ocio nocturno no podrán abrir sus puertas en las zonas que entran en la fase tres de la desescalada, según la orden publicada ayer en el BOE, a pesar de que el plan que aprobó el Consejo de Ministros el 28 de abril preveía la reapertura con limitación de aforo. 
La Federación Nacional de Empresarios de ocio y espectáculos España de Noche, que declaró su incomprensión y perplejidad por la decisión, reclama la interlocución directa con el Ministerio de Sanidad para analizar la desescalada en el sector. Tras presentar recientemente un plan de medidas para la reducción de riesgos higiénicos sanitarios frente al virus en sus locales, el sector espera tener esta interlocución directa con la Administración sanitaria antes de que una gran parte del territorio nacional entre la fase tres a partir del lunes 8 de junio. 
La publicación del BOE sobre medidas de flexibilización para la fase tres recoge que “podrá procederse a la apertura al público de los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, salvo los locales de discoteca y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere el 50% de su aforo y se cumplan las condiciones previstas”.

PEDRO PRIETO (PELUQUERÍA PEDRO PRIETO)
“LOS CLIENTES SE MARCHAN MUY CONTENTOS Y HEMOS RECUPERADO A TODA LA PLANTILLA”

Pedro Prieto ya recuperó a toda la plantilla del ERTE.

 El peluquero Pedro Prieto abrió de nuevo su salón en Camelias el pasado 4 de mayo con el inicio de la fase cero, pasando a atender a sus clientes con cita previa, algo a lo que no estaban habituados: “Trabajamos mejor llevando la cita previa, hay más control del aforo y espacio. La clientela se siente muy bien atendida y se marchan contentos”, admite Pedro. Tras cuatro semanas, toda la plantilla regresó del ERTE y a pesar de las restricciones de aforo, la vuelta a la actividad cubre los gastos y también genera algunos beneficios. “Somos afortunados”, afirma Prieto. 

FRANCISCO CUÑA (CAFETERÍA DON GREGORIO)
“EMPEZAMOS MUY BIEN CON LA TERRAZA, PERO SE ECHA EN FALTA A LOS TURISTAS”

Francisco Cuña reabrió su cafetería en la fase cero.

Francisco Cuña, gerente de la cafetería Don Gregorio, en Porta do Sol, pertenece a ese escueto 10% de locales de hostelería que regresaron a la actividad con las terrazas en la fase uno. “Empezamos muy bien, con mucha gente y éramos pocos sitios abiertos, pero ahora hay menos trabajo con el buen tiempo y los días de playa. La mitad de nuestra clientela es gente de paso y se echan en falta a los turistas”, reconoce Francisco Cuña. De cara a las próximas semanas, con la llegada del verano y el retraso en la reactivación del turismo, el hostelero admite sentir “mucha incertidumbre”. 

LAURA CARBALLO (FISIOTERAPIA URZAIZ)
“LOS CLIENTES HABITUALES NO FALLARON E INCLUSO TENEMOS MUCHO PACIENTE NUEVO”

Laura Carballo, de Fisioterapia Urzaiz, confiesa que la desescalada en su negocio ha sido “genial” desde que regresasen a atender a sus pacientes en la fase cero con cita previa. “La primera semana teníamos en torno a un 50% del horario de citas cubierto, pero desde que empezó la fase uno pasamos a completar agenda”, asegura. Laura comenta que sus clientes habituales no fallaron a la cita y también reciben a muchos nuevos pacientes.

ELENA VILANOVA (MERCERÍA LENA)
“TENEMOS COLA PARA ENTRAR Y NO ME PUEDO QUEJAR, HAY QUE VOLVER PARA PODER IR A MÁS”

La propietaria de Mercería Lena, Elena Vilanova, se muestra satisfecha con la vuelta a la actividad a pesar de que “las ventas son muy distintas y trabajas más lento por los límites de aforo”. Este establecimiento, situado en Florida, abrió con cita previa en la fase cero y tras cuatro semanas mantiene un control por número para acceder al interior. “No me puedo quejar con lo que vendo, hay que tener alguna venta para ir a más en el futuro”, sostiene Elena. 

JAVIER ÁLVAREZ (FERRETERÍA FERRETÓN)
“LA GENTE TIENE GANAS DE VOLVER A COMPRAR Y SE NOTA MÁS APOYO AL PEQUEÑO COMERCIO”

 Javier Álvarez es el responsable de la Ferretería Ferretón, en Florida. A pesar de mantener su local abierto durante el confinamiento para abastecer a los servicios esenciales y realizar la entrega de pedidos, en la fase cero abrió al público general con cita previa. “Al principio hubo muchas colas, pero luego se fue normalizando. Económicamente nos está yendo bien y veo que la gente tiene ganas de comprar y apoyar el pequeño comercio”, indica Javier. 

ARACELI MARTÍNEZ (ZAPATILLERÍA COMPOSTELA)
“ESTÁBAMOS ASUSTADAS CON LA VUELTA Y AL FINAL TENEMOS COLAS TODOS LOS DÍAS”

Araceli Martínez y su hermana Marta regentan la Zapatillería Compostela y desde hace tres semanas con la fase uno, regresaron a la actividad. “Si todo sigue así, estaremos encantadas. Estábamos asustadas con la vuelta y el regreso de los clientes, pero al final tenemos colas todos los días, por encima de lo que nos esperábamos en un principio”, reconoce Araceli. Las hermanas Martínez cierran a diario casi dos horas más tarde por las colas que se forman.

MARÍA DEL CARMEN GONZÁLEZ (NATURSUEÑO)
“HAY CIERTO REPARO POR GASTAR CON TODO LO QUE SE ESCUCHA DE LA CRISIS ECONÓMICA”

María del Carmen González, de la tienda de colchones Natursueño en O Calvario, reconoce que “la gente tiene algo de miedo a gastar, buscan lo más barato y tienen prisa, quieren que les llegue a casa cuanto antes por si vuelve el confinamiento”. A pesar de todo, María del Camen se muestra optimista y espera que pronto se recupere la normalidad: “La gente se irá relajando, pero con el bombardeo de información sobre la crisis económica hay miedo”. 

EUSEBIO PRADO (CAFETERÍA NUEVO DERBY)
“ABRIMOS CON LAS EXPECTATIVAS BAJAS Y NOS SORPRENDIMOS, ESTAMOS MUY CONTENTOS”

 Eusebio Prado y todo el equipo de la cafetería Nuevo Derby regresó el lunes 25 de mayo con la fase dos. “Nuestra vuelta tenía que ser con la terraza al 50% y con servicio en el interior. Para lo que me esperaba, el arranque ha sido muy bueno. Abrimos con expectativas bajamos pero estamos contentos con este regreso”, admite el hostelero. La terraza es el lugar más demandado y Eusebio añade que “hay ganas de reencontrarse en los bares después de tantos días”. 

Más en Vigo
Comentarios