Atlántico

VIGO

Cultura valora el sorprendente muro hallado en García Barbón

El hallazgo en la excavación arqueológica ya se estudia: romano o de la Alta Edad Media

La zanja abierta con la cata arqueológica, donde se encontró un muro de procedencia romana o de la Alta Edad Media.
La zanja abierta con la cata arqueológica, donde se encontró un muro de procedencia romana o de la Alta Edad Media.
Cultura valora el sorprendente muro hallado en García Barbón

 Las catas arqueológicas que se realizan en García Barbón, previas a la reforma de la avenida, han descubierto restos que o bien vinculan al antiguo Vicus romano o a una primitiva población de la Alta Edad Media, en torno a los siglos VI o VII. En uno u en otro caso, serán los estudios en marcha los que confirmarán la datación de la estructura encontrada y su interés. Si se trata de una construcción romana, como se pensaba inicialmente, sería la prueba de la cada vez mayor extensión del Vigo antiguo y de sus vecinas salinas, lo que a su vez confirmaría las teorías sobre que en realidad ya era mucho más que una aldea y que incluso su nombre no era Vicus sino Burbida. En el caso de que sea medieval, también tendrá notable interés, ya que hay escasos restos de los siglos oscuros. Uno de ellos, muy llamativo, apareció frente a la Concatedral.
Según señaló un portavoz de la Consellería de Cultura, que dirige las operaciones a través de Patrimonio de Galicia, la intervención arqueológica afecta a un tramo de 20 metros de longitud y el hallazgo fue localizado hace tres semanas. De momento no hay certezas sobre su origen. El estudio de Patrimonio aclarará la cronología del muro, su contexto y funcionalidad. Y será clave, indicaron en la Consellería de Cultura, para las decisiones a tomar a continuación. En Rosalía de Castro se procedió a musealizar una salina romana a cinco metros bajo la calle actual  -de forma muy eficiente- en tanto que en Marqués de Valladares no se ha logrado hacer otro tanto con un depósito de salazón, quizá una factoría de la salsa "garum", básica en la cocina romana. Lo más probable, con todo, salvo que se plantee ampliar los trabajos, es que se opte por la datación del yacimiento y su señalización precisa, para que a continuación sea de nuevo cubierto para que en el futuro se pueda realizar alguna intervención. "Aunque pueda parecer paradójico, es la mejor fórmula para garantizar la conservación", señalaron en el departamento de Cultura de Galicia.