Crecen en Vigo los edificios que instalan placas solares para ahorrar

La instalación de paneles solares en edificios nuevos ya es obligado.
photo_camera La instalación de paneles solares en edificios nuevos ya es obligado.
Las ayudas de fondos Next Generation pueden alcanzar hasta el 80% de la inversión por eficiencia energética

La eficiencia energética es una necesidad y cada vez más comunidades de vecinos de Vigo se interesan por la instalación de paneles solares para reducir su consumo energético. Así lo constatan en Energanova, una empresa viguesa especialista en este tipo de instalaciones, que está realizando proyectos por toda España e incluso ha iniciado su internacionalización.

“Cada vez tenemos más solicitudes de presupuestos en Vigo. Hemos hecho todo tipo de instalaciones, también viviendas unifamiliares, invernaderos, geriátricos y edificios enteros”, explica Vanesa Méndez, responsable de Márketing de Energanova, que señala que “hay un incremento de instalación de paneles solares en comunidades de vecinos y otras muchas que ya lo valoran” para reducir su factura energética.

En este sentido apunta que está teniendo una gran acogida por las ayudas a través de los fondos Next Generation para la eficiencia energética, “que también está incentivando el mercado”, señala. Con estas instalaciones se mejora la calificación energética del edificio y tiene mayor porcentaje de subvención, que puede llegar al 80% de la inversión.

A ello se añade la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal, que hace más sencillos los acuerdos de los vecinos para hacer este tipo de instalaciones. La última reforma de la ley es de 2022 y busca fomentar la rehabilitación para mejorar la eficiencia energética y la instalación de fuentes de energía renovable. Así, ahora  las decisiones sobre estas obras se tomarán por mayoría simple, incluso la solicitud de ayudas y financiación.

La instalación de paneles solares en edificios nuevos ya es obligado.
La instalación de paneles solares en edificios nuevos ya es obligado.

Manuel López, CEO de la compañía viguesa de energías renovables Enertres, precisa que los paneles solares “ya se están colocando tanto en naves industriales como en edificios existentes. En los nuevos es obligatorio cuando son más de 1.000 metros cuadrados construidos, según el código técnico de edificación”, explica.

Entre los problemas que se puede encontrar una comunidad de vecinos de un edificio ya existente a la hora de instalar paneles solares está el espacio en el tejado. “La cubierta suele ser poca con respecto al volumen construido, además hay que contar con las chimeneas y elementos de ventilación. Todo esto no solo reduce el espacio para colocar paneles, sino que también producen sombras que hay que evitar, porque si hay sombra deja de funcionar”, resume Manuel López. En el caso de edificios calificados por patrimonio histórico, no se pueden colocar paneles.

Señala el CEO de Enertres que la ley también permite la creación de comunidades energéticas y otra corriente que está teniendo gran demanda en Vigo es la reforma energética integral. Esto incluye también el recubrimiento la fachada con una envolvente para mejorar la calificación energética y tiene más subvención, además de la revalorización del edificio. “El top es rehabilitar la fachada aislándola, también aislar la cubierta y cambiar la caldera de gasóleo por un sistema renovable, como paneles con aerotermia o geotermia”, asegura.

Las ayudas van en función del ahorro energético del 40 al 80%

El importe de las ayudas para realizar una instalación de paneles solares en un edificio varía en función del ahorro energético. Pueden ser del 40% al 80%, incluso del 100% en caso de vulnerabilidad económica.

Las actuaciones que van a hacer posible un proyecto subvencionable son la mejora de la envolvente del edificio (fachadas y cubierta), instalación de energías renovables, sistema de carga de coche eléctrico y sistema de medición y repartos de energía.

Las cuantías máximas pueden ir desde los 6.300 euros a los 18.800 euros por vivienda, según el ahorro energético conseguido. No obstante, en aquellos casos de vulnerabilidad económica la subvención puede llegar a los 22.500€ por vivienda.

Además, la amortización de estas instalaciones que evita la emisión de CO2 a la atmósfera suele oscilar entre los 4 y los 7 años.

Te puede interesar