Vigo

La construcción es el sector que más tira del mercado laboral en Vigo

Vigo

ANÁLISIS DEL MERCADO LABORAL

La construcción es el sector que más tira del mercado laboral en Vigo

El sector de la construcción fue el primero en la parrilla de salida de la desescalada, retomó la actividad a mediados de abril.
photo_cameraEl sector de la construcción fue el primero en la parrilla de salida de la desescalada, retomó la actividad a mediados de abril.
Creó mil puestos de trabajo en el segundo trimestre, mientras servicios destruyó 5.000 y la industria 2.500. Vigo, urbe gallega con la segunda tasa de paro más alta. 6.000 jóvenes de Vigo y provincia quedaron sin empleo en el estado de alarma: "El Covid nos ha dejado aún con menos oportunidades laborales que antes", señalan 

 La recuperación del empleo en Vigo está encabezada por el sector de la construcción que en el último año creó un millar de puestos de trabajo. Los datos de la EPA del segundo trimestre así lo revelan y también las últimas estadísticas mensuales del paro registrado y afiliados a la Seguridad Social que constatan que el 'ladrillo' tira del mercado laboral vigués. Uno de los motivos principales de este repunte es que fue uno de los primeros sectores en retomar la actividad en la desescalada, de ahí que pudiera tomar ventaja en la recuperación.

Pesca y agricultura también contribuyeron en positivo al mercado laboral vigués con la creación de 200 puestos de trabajo más de abril a junio con respecto al mismo periodo de 2019. 

Fueron la industria y especialmente el sector servicios los que lastraron los datos dejando 7.400 ocupados menos en Vigo en el último año. La industria perdió en el segundo trimestre 2.500 empleos y servicios destruyó 5.300. Y esto sin tener en cuenta los trabajadores afectados por un ERTE ya que la Encuesta de Población Activa los considera población ocupada. "La EPA está hecha para una realidad previsible y este año es todo muy imprevisible, de ahí que debamos tomar los datos con pinzas", indica Maica Bouza, secretaria de Empleo de CC OO en Galicia.

'DOPAJE' DEL MERCADO LABORAL

Otro factor que contribuye a este "dopaje" del mercado laboral es el incremento desmesurado de la población inactiva que en Vigo creció en 10.600 personas dejando un total de 114.200. La razón por la que creció tanto este colectivo en el segundo trimestre es porque muchos parados pasaron a ser considerados inactivos por la imposibilidad de buscar empleo. "El parón de las empresas, las restricciones de movilidad y el cierre de las oficinas del SEPE no permitían buscar trabajo", señala Bouza, que recuerda que es "una situación excepcional" y que en circunstancias normales hay otros factores que "engañan los datos del paro como la emigración o el desánimo de la gente a la hora de buscar trabajo y decidir darse de baja de las listas".
Y es que la EPA del estado de alarma deja en evidencia que no hay una correlación entre parados y ocupados. En el caso de Vigo, por ejemplo, registró un descenso del paro de 2.500 personas con respecto a hace un año y de 600 en relación al primer trimestre. Sin embargo, se destruyó empleo: 7.400 en el último año y 4.400 con respecto a los tres primeros meses de 2020. Un baile de cifras que el INE aclara: no todos los que  perdieron su empleo pasan a clasificarse como parados sino como inactivos al no poder buscar trabajo por las circunstancias del confinamiento. 
También hay que tener en cuenta el impacto de los ERTES, "que aliviaron mucho la situación del mercado laboral", señala la responsable de empleo de CC OO. 
Los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de junio, indican que 24.000 trabajadores en la provincia de Pontevedra habían salido de un Expediente de Regulación de Empleo, especialmente de la industria, mientras que los sectores de hostelería y  comercio todavía mantienen algunos en vigor desde el estado de alarma, al igual que en servicios de educación que no han podido trabajar desde mediados de marzo y aún están afectados por ERTES de fuerza mayor.

Vigo es la urbe gallega con más ocupados y activos 

nnnVigo es la ciudad gallega que tiene más población activa (140.500 personas) y también más ocupados (120.000). Encabeza, con diferencia, estas dos variables situándose a gran distancia de la segunda gran urbe de Galicia, Coruña que tiene 28.000 activos menos y 20.300 ocupados menos, según datos del Instituto Galego de Estatística (IGE).
Esta mayor masa laboral de Vigo hace que el número de parados también sea más elevado, concretamente 20.500 desempleados, que supone casi el doble que en Coruña y una tasa de paro del 14,6% en el segundo trimestre del año que sólo se ve superada por el 15,8% de Ferrol, muy lastrada por la industria, su núcleo económico. 
En esta parrilla de salida hacia la recuperación las empresas de Vigo parten con una mejor situación que la media gallega tanto en creación de empleo, productividad, ingresos de explotación, beneficio neto y valor añadido bruto. Así lo constata el informe Ardán 2020 que se presentó esta semana y que conforma la mayor radiografía empresarial de Galicia con más de 35.000 sociedades analizadas que representan el 50% del PIB gallego. Destaca especialmente el parámetro de creación de empleo que, en el último año registró en el área viguesa un crecimiento de un 5,8%, casi dos puntos porcentuales por encima de la media de Galicia.